Profepa clausura 14 aserraderos ilegales y asegura 115 m3 de madera en escuadría y 21 m3 de madera en rollo en operativo en Ajusco, CDMX

Como parte del Programa Permanente de Combate a la Tala Clandestina, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), Gendarmería, Policía Federal, Secretaría de Seguridad Ciudadana, Comisión de Recursos Naturales (CORENA), la Secretaría del Medio Ambiente de la CDMX y de la Alcaldía de Tlalpan, aseguraron 115.33 metros cúbicos (m3) de madera en escuadría (tablas, vigas, polines y otros) y 21.663 m3 de madera en rollo en la zona alta del Ajusco, en la Ciudad de México.

Con una fuerza operativa de 1,429 elementos, más de 50 vehículos oficiales, 2 helicópteros y 6 drones, inspectores federales de esta Procuraduría y elementos de las dependencias participantes realizaron 24 visitas de inspección y vigilancia a igual número de Centros de Almacenamiento y Transformación (CAT) ubicados en las comunidades de San Miguel y Santo Tomás Ajusco, donde aseguraron la citada madera, que se encontraban apilada dentro de sus patios e instalaciones, así como de 131 equipos y herramientas varias para la transformación de madera, y 2 vehículos.

Ante la falta de aviso de funcionamiento de los Centros de Almacenamiento y Transformación y/o aserraderos por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y al no presentar la documentación oficial que acreditará la legal procedencia de la madera, se llevó a cabo el aseguramiento precautorio de la materia prima forestal.

Durante el operativo, se impuso la clausura de 14 aserraderos ilegales y el auto desmantelamiento de 10 aserraderos más.

Así como el aseguramiento precautorio de 131 equipos y herramientas diversas para la transformación de materias primas forestales: (66 herramientas varias, 28 sierras cintas, 8 motosierras, 8 bancos con motor, 6 ganchos michoacanos, 4 bancos sin motor, 3 torres de aserrío, 3 motores, 3 cepillos y 2 carros de empujón), además de 2 vehículos.

Desde temprana hora se implementó la logística del operativo mediante la instalación de cercos de seguridad por tierra y aire para garantizar la integridad de los elementos participantes y evitar confrontaciones con los lugareños.

Cabe resaltar que en la Ciudad de México existe una veda forestal decretada desde 1947, por lo que la instalación u operación de Centros de Almacenamiento o Transformación de materias primas forestales (aserraderos), sin autorización de la SEMARNAT, es ilegal.