En la aplicación de las reformas a la Ley de Migración y a la Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político en materia de infancia migrante, prevalecerá el principio de unidad familiar, a fin de que niñas, niños y adolescentes migrantes en situación de movilidad se mantengan en cercanía y contacto con sus madres, padres o tutores legales. 

Para lograr este objetivo, alineado con el artículo 95 de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (SNDIF) trabaja en la instrumentación de acciones, como el uso de las tecnologías de la información en la comprobación de parentesco o tutoría, a fin de garantizar la seguridad de niñas, niños o adolescentes en condición de migración.

De esta manera, el DIF Nacional busca proporcionar asistencia social y otorgar facilidades de estancia, cuidados alternativos y protección para la niñez y adolescencia migrante que transita por el país, como lo disponen las reformas en materia migratoria que entraron en vigor el 11 de enero de este año.

Por lo anterior, la Titular del Sistema Nacional DIF, María del Rocío García Pérez, llamó a los Sistemas DIF Estatales y Municipales, así como a las Procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes locales, a fortalecer el trabajo coordinado para agilizar y eficientar la atención de primer contacto con la población migrante.

Así, a través de convenios de colaboración, el DIF Nacional y los Sistemas locales atienden las necesidades de cada entidad, en cuanto a capacidad operativa, pues de acuerdo con los cambios legales, las estaciones migratorias y estancias provisionales pertenecientes al Instituto Nacional de Migración (INM) ya no presentarán ni alojarán a niñas, niños y adolescentes, en tanto se define su situación migratoria dentro del país.