Presidente plantea diálogo en 20 días con madres y padres de 43 normalistas de Ayotzinapa; no habrá carpetazo, asegura

Nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador reafirmó la propuesta de diálogo directo en 20 días con madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa con el objetivo de presentar nuevos avances de la investigación que encabeza el Gobierno de México.

“Aprovecho para decirles que quiero hablar con ellos, que quiero que me escuchen y que yo les informe cómo va la investigación. (…) Ya voy a tener más elementos para decirles: ‘esto es lo que nosotros consideramos que sucedió, esto es lo que llevamos investigado’”, subrayó.

Al encabezar la conferencia de prensa matutina en Tamaulipas, el mandatario expresó que debe hablar directamente con los familiares de los estudiantes, sin intermediarios.

“Yo quiero hablar con las mamás, con los papás de los jóvenes. No me dan confianza los intermediarios porque tengo pruebas de que, por un lado, cuando desaparecieron los jóvenes se detuvo a responsables y estos mismos supuestos defensores de los padres, promovieron un juicio para liberar a los que habían participado en la desaparición de los jóvenes. (…) No pueden ser rehenes de estos abogados que no actúan con rectitud ni buscan la justicia, que ya están metidos en otros asuntos”, argumentó.

En diálogo con representantes de medios de comunicación aseguró que la administración no cerrará el caso hasta que se conozca la verdad.

“No va a haber carpetazo; es un expediente abierto hasta que sepamos lo que sucedió”, enfatizó.

Refrendó el compromiso de la federación de brindar toda la información requerida con el objetivo de encontrar a los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos.

“Nosotros podemos llegar al fondo porque no tenemos ninguna intención de encubrir a nadie”, aseveró.

Al respecto recordó que generales y militares de la Secretaría de la Defensa Nacional han sido procesados por este caso, lo que demuestra la convicción de justicia de la actual administración.

El jefe del Ejecutivo llamó a la juventud participante en manifestaciones a no caer en actos de manipulación por parte de grupos que buscan obtener ventaja política a partir de este caso ocurrido durante el sexenio anterior en septiembre de 2014.

“La verdad es que es muy justa la demanda de los padres, de las madres, de los jóvenes desaparecidos en Ayotzinapa, pero ya se han montado en este lamentable asunto grupos de derecha, conservadores, incluso partidos que están en contra de la transformación, hasta organismos internacionales supuestamente defensores de derechos humanos, (…) muy preocupados de que se conozca la verdad. No quieren que se avance, dejaron todo enmarañado esas mismas organizaciones”, explicó.

“Estamos buscando que se sepa la verdad, que haya justicia, porque entendemos la situación de los padres, pero ya esto tomó otro rumbo y hay que informarlo”, añadió.

El mandatario indicó que no habrá detenidos ni consecuencias legales por los hechos del 6 de marzo en Palacio Nacional. Sin embargo, si se comprueba a través de imágenes o fotos difundidas que los involucrados están relacionados con grupos de choque contratados, se expondrá su responsabilidad por los daños provocados a uno de los accesos.

“Nosotros vamos a arreglar la puerta, cooperamos entre todos para arreglar las cosas. Lo único es que si tengo información de quiénes participaron, aquí la vamos a dar a conocer. (…) Si fuesen los jóvenes de Ayotzinapa, les diría que eso no es revolucionario, eso es contrarrevolucionario, que es actuar como contras a favor de los conservadores, de los que siempre han oprimido y han explotado y le han robado al pueblo y que no se dejen manipular, si es que son estudiantes”, apuntó.

El Gobierno de México no es represor, no desaparece a personas, no ordena masacres y no tortura y tampoco caerá en provocaciones de grupos de intereses creados, reiteró el presidente.