El Gobierno de México lamenta profundamente la pérdida de vidas humanas a causa de la tragedia ocurrida en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, y ofrece todo su respaldo a las víctimas y sus familias. Las acciones coordinadas con el gobierno estatal hacen posible la atención oportuna a las necesidades de la población afectada. Al mismo tiempo, reforzará las acciones de combate al robo de combustible y seguirá atendiendo las causas que originan este delito.

Así lo manifestó el presidente Andrés Manuel López Obrador al presidir una rueda de prensa para brindar a la opinión pública la información más reciente sobre lo ocurrido.

“Estamos consternados por estos hechos, por esta tragedia. Queremos, antes que nada, ofrecer nuestro más sentido pésame a los familiares de las víctimas. Informarles que todo el gobierno está con ellos, que de manera sincera nos entristece lo sucedido.”

Agregó que el Poder Ejecutivo federal informará de manera constante sobre este tema y anunció que permanecerá en la Ciudad de México para dar seguimiento de manera personal.

“Suspendo mis actividades de hoy y de mañana. Hoy tenía programado ir a iniciar el programa de subsidio a productores de leche, en los Altos de Jalisco. También una reunión en León por la tarde, y mañana en Guadalajara. Suspendo esas actividades, voy a estar atendiendo esta emergencia lamentable.”

Señaló que será la Fiscalía General de la República (FGR) a cargo de Alejandro Gertz Manero, quien se haga cargo de las investigaciones en coordinación con la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJE): “No vamos a ocultar absolutamente nada”.

No vamos a enfrentar los problemas sociales con el uso de la fuerza

El mandatario reconoció a las fuerzas castrenses por el correcto desempeño demostrado en el lugar de los hechos desde el momento de su arribo:

“La actitud, la acción del Ejército fue correcta, les diría yo que oportuna. No es fácil ante una multitud hacer prevalecer el orden, aun explicando sobre los riesgos. Hay constancia de cómo se enfrenta la población al Ejército; a la policía, en otros casos.”

En ese sentido, subrayó que el Gobierno de México mantendrá la política de respeto a los derechos humanos y la búsqueda de diálogo, partiendo de que en ningún momento se dará la orden de reprimir al pueblo:

“Esto no es asunto policiaco, militar, no se resuelve con medidas coercitivas. Por eso se agravó la situación en el país, porque se optó por la confrontación. Nosotros vamos a seguir convenciendo, persuadiendo a la gente. No vamos a enfrentar los problemas sociales con el uso de la fuerza. No vamos a apagar el fuego con el fuego.”

Llamó a reflexionar sobre las causas de fondo que dieron pie a la situación actual

“¿Por qué no pensamos, profundizamos un poco en que llevamos 30 años sin crecimiento económico, sin empleos, sin bienestar, con profundos problemas de desintegración familiar, de pérdida de valores? ¿Por qué no vemos las causas? Cómo es posible que se haya permitido arraigar estas prácticas, el tener como fuente de ingreso recoger combustibles, con todos los riesgos que implica -a pesar de las advertencias- debido a la grave crisis de México. La gente llegó a eso porque no se les dieron opciones.”

No obstante, dijo que “aunque duela mucho”, el Gobierno de México seguirá con el plan estratégico para dar fin al robo de combustible de manera definitiva:

“No vamos a detenernos. Vamos a erradicar esto que no solo daña materialmente, no sólo es lo que pierde la nación por este comercio ilegal, sino el riesgo, la pérdida de vidas humanas. Nosotros vamos a continuar con este plan; si no, no estaríamos cumpliendo con nuestra responsabilidad. No vamos nosotros a hacer indolentes ni omisos, como ha sucedido.”

Portal electrónico del gobierno estatal agrupará información

Presente en la rueda de prensa, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, informó que hasta el momento se han reportado 66 personas fallecidas y 76 heridas, de las cuales 73 son hombres y 3 mujeres. Agregó que se conformaron siete grupos de trabajo: investigación; apoyo a víctimas; aseguramiento del sitio; monitoreo de personas; atención hospitalaria; información; y vocería.

Destacó que las Fuerzas Armadas que llegaron al lugar trataron de impedir y persuadir a los pobladores para retirarse. Sin embargo, “la gran mayoría no escuchó este llamado”.

Dio a conocer las instancias responsables de las distintas necesidades en torno a la tragedia:

  • Atención a familiares de víctimas: DIF estatal y municipal, delegado de programas sociales y Secretaría de Gobierno.
  • Atención a familiares de heridos: Secretaría de Salud estatal, Desarrollo Social y DIF Hidalgo.
  • Atención a personas heridas: Secretaría de Salud federal y estatal.
  • Investigación de los hechos: Fiscalía General de la República, Pemex, PGJE Hidalgo.
  • Resguardo del sitio del accidente: Sedena, Marina, Pemex y Policía Federal.

Cabe señalar que el portal electrónico del gobierno de Hidalgo será el sitio oficial que agrupe y presente al público en general toda la información relativa al caso: http://www.hidalgo.gob.mx/

Ducto Tuxpan-Tula suministra combustible a tres estados y una refinería

Durante su intervención, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, explicó que al detectarse una variación en las condiciones del ducto por toma clandestina y/o derrame, se bloquea la válvula para reducir la presión.

Añadió que el ducto Tuxpan-Tula, afectado por la toma clandestina en Tlahuelilpan, trabaja con una presión de 20 kilogramos y con el cierre de válvulas quedó en 5 o 6 kilogramos de presión. Agregó que entre el lugar donde sucedieron los hechos y la refinería de Tula hay 13 kilómetros, equivalentes a 10 mil barriles de gasolina, razón por la cual no fue fácil apagar el incendio.

Destacó la importancia estratégica del ducto en la distribución de combustibles en el país, debido a que suministra a la propia refinería de Tula y envía producto a Salamanca, Guadalajara, Morelia, León e Irapuato. En diferentes zonas del municipio de Tlahuelilpan se han abierto 10 tomas clandestinas en los últimos tres meses.

18/a Zona Militar, responsable de resguardo de la zona siniestrada: Sedena

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, dio a conocer que, al presentarse la explosión en el ducto, comenzó la aplicación del Plan DN-III y el arribo de tropas. Informó que la 18/a Zona Militar se encuentra a cargo de las acciones de vigilancia y protección de la zona siniestrada, para lo cual se han desplegado 400 elementos.

Respecto a lo sucedido, el titular de Sedena refirió que el oficial al mando de la base de operaciones que se encontraba en el lugar del incidente estaba acompañado de 25 elementos luego del hallazgo de la toma clandestina. Al incrementarse la salida de combustible del ducto se alcanzaron a concentrar entre 600 y 800 personas.

Por ello, se buscó evitar que la población se acercara al ducto por el peligro que representaba, pero hizo caso omiso. Se vio obligado hacerse a un lado sin retirarse del área para evitar una confrontación, pero se mantuvo pendiente.

Finalmente, informó que el Hospital Central Militar recibió a 2 heridos con quemaduras en diferentes partes del cuerpo y que, al momento, siguen delicados.

Robo de hidrocarburos alcanza de 20 a 30 años de cárcel: FGR

Alejandro Gertz Manero, nuevo titular de la Fiscalía General de la República, destacó que las fuerzas periciales federales se encuentran en coordinación con sus homólogas de Hidalgo para deslindar responsabilidades.

Aseguró que los dictámenes resultantes se harán públicos conforme se tengan y recordó que el robo de material de hidrocarburos es un delito muy grave que tiene una penalidad de entre 20 y 30 años.