Presidente llama a trabajadores del Poder Judicial a no caer en manipulaciones sobre eliminación de fideicomisos

Nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a las y los trabajadores del Poder Judicial a no dejarse manipular sobre la eliminación de fideicomisos que financian privilegios de altos funcionarios como ministros, magistrados y jueces.

La medida que dependerá del Poder Legislativo no contraviene salarios ni prestaciones de empleados o personal jubilado, aclaró.

“Acerca de la protesta de los trabajadores, están en su derecho, nada más decirles que no se dejen manipular. Es un mensaje porque no es en contra de los trabajadores, que no los engañen. (…) Somos libres, pero sí que la gente se entere cuál es el fondo del asunto para que no haya manipulación”, subrayó.

“Es cortar el copete de privilegios. Es que es ofensivo que estén recibiendo tanto los ministros, los magistrados, los jueces, algo que está fuera de lo normal, no sólo en nuestro país, en el mundo. Si se compara lo que ganan los jueces, los magistrados, los ministros en el mundo con lo que ganan en México, nos vamos a dar cuenta de que abusan”, refirió ante representantes de medios de comunicación.

En mayo de este año, el jefe del Ejecutivo dio a conocer 40 privilegios que mantienen altos funcionarios del Poder Judicial pagados con el erario público, los cuales contradicen a la Ley Federal de Austeridad Republicana. Destacan:

  • Sueldos de más de 297 mil pesos mensuales, superiores al que percibe el presidente de la República.
  • Aguinaldos de alrededor de 586 mil pesos que representan 40 días de sueldo.
  • Seguro de gastos médicos para ministras, ministros y familia nuclear por 30 millones de pesos en adelante.

“Es natural que los ministros de la Corte estén haciendo una promoción para que no se les modifique el presupuesto, es lo más lógico si se acostumbraron a vivir con privilegios. (…) Ahora están dando la batalla porque no quieren vivir en la justa medianía, en la honrosa medianía, como decía el presidente Juárez”, añadió.

La eliminación de los fideicomisos generaría ahorros que pueden traducirse en becas a estudiantes en situación de pobreza.

“El presupuesto es dinero del pueblo, no es dinero del gobierno, no es dinero del Poder Ejecutivo, no es dinero del Poder Legislativo, no es dinero del Poder Judicial, es dinero de todos y hay que distribuirlo con justicia y darle más a quien tiene menos”, enfatizó.

En la conferencia de prensa matutina exhortó a legisladoras y legisladores de la Cámara de Diputados, única instancia facultada a modificar el presupuesto en el Poder Judicial, a llevar el proceso con apego a la ley y evitar mecanismos que infrinjan la resolución final.

“Que los legisladores tengan cuidado, que hagan todas las reuniones que establece el procedimiento legislativo porque hay injerencia del Poder Judicial en asuntos del Legislativo. (…) Inclusive me decían que ya están haciendo acuerdos con el bloque conservador en la Cámara de Diputados para que de inmediato los legisladores del bloque conservador presenten un recurso de inconstitucionalidad, imagínense, lo que está en la Constitución”, afirmó.

El presidente López Obrador recalcó que la mayoría de las decisiones en el Poder Judicial han favorecido a intereses económicos y políticos del bloque conservador en las últimas décadas.

“No tienen ninguna vinculación con el pueblo, no le deben nada —según ellos— al pueblo, nunca hacen justicia para el pueblo, sólo para la cúpula, para los de arriba. Es un mercado en donde se mueven los abogados con más influencia, con más dinero y deciden cuestiones contrarias al interés público. (…) No deja de haber gente íntegra en el Poder Judicial, no se puede generalizar, pero los que mandan, la mayoría, los que tienen influencias, someten a todos”, señaló.

El presidente sostuvo que el Gobierno de México tiene autoridad moral para denunciar estos hechos porque trabaja en desterrar la corrupción y hace valer la austeridad republicana.

“Siempre pongo de ejemplo el presupuesto de la Presidencia en el último año del presidente Peña, 3 mil 600 millones de pesos; han pasado cinco años y el presupuesto ahora son 600 millones. No hemos comprado un vehículo nuevo”, remarcó.