El presidente Andrés Manuel López Obrador entregó 15 obras públicas del Programa de Mejoramiento Urbano en Ayala, Morelos.

Con una inversión cercana a los 200 millones de pesos, la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) remodeló el acceso y zócalo de Anenecuilco, la ayudantía, el mercado municipal, la casa de cultura, el deportivo La Capilla y el Museo Casa de Emiliano Zapata.

En Ayala se integraron el zócalo, el mercado municipal y el lienzo charro. En Chinameca fue rehabilitada la piedra encimada e integraron las plazas públicas.

Durante el proceso se dio empleo a mil habitantes de Morelos, quienes además de recuperar sus espacios públicos, accedieron a fuentes de trabajo.

El mandatario afirmó que las acciones de mejoramiento se replicarán en ocho pueblos yaquis de Sonora que viven en situación de pobreza, marginación y carecen de servicios. Al mismo tiempo, se comprometió a hacer respetar sus territorios.

Acompañado del titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón y del secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos, el jefe del Ejecutivo recordó que Venustiano Carranza expidió un día como hoy hace 105 años la Ley Agraria que reconoce el derecho de los campesinos a la tierra.

Destacó que Emiliano Zapata fue “un gran dirigente defensor de la justicia y defensor de los campesinos. Gracias a él y a otros dirigentes sociales se consiguió el reparto agrario (…) Si viviera, con nosotros anduviera”.

Sostuvo que a pesar de que en el periodo neoliberal pretendían borrar de la historia la restitución de tierras e incluso desaparecer al ejido reformando el artículo 27 de la Constitución, “nosotros no podemos olvidar esta historia porque tenemos que fortalecer a los pueblos originarios, tenemos que apoyar a los campesinos, sean comuneros, sean ejidatarios”.

En la tierra del Caudillo del Sur, el presidente López Obrador llamó a la tolerancia y al respeto a la diversidad de ideas.

Anunció que en este estado iniciará ‘Sembrando Vida’, programa que hasta este día suma 500 mil hectáreas de árboles frutales y maderables con 200 mil trabajadores del campo inscritos. En 2020 se duplicarán las hectáreas para llegar a mil y los beneficiarios hasta alcanzar los 400 mil.

Informó que cuatro de las 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar se ubicarán en Ayala para que los familiares de los connacionales en Estados Unidos y Canadá puedan cobrar las remesas que les envían y apoyos como becas, créditos a la palabra y pensiones a adultos mayores o menores con discapacidad.

Refrendó su compromiso de terminar la universidad pública de Ayala y continuar los programas de estímulos a estudiantes de universidad, preparatoria y educación básica, así como aprendices de ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’.