El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo una conversación telefónica con la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

En su despacho de Palacio Nacional planteó a la encargada de atender el asunto migratorio en Centroamérica, la disposición de México para sumar voluntades en programas de combate al tráfico de personas, orientación, bienestar y protección de los derechos humanos, particularmente de niñas y niños.

Durante la conversación el jefe del Ejecutivo estuvo acompañado del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon.

Artículo anteriorPresidente reconoce a las y los médicos y enfermeros en el Día Mundial de la Salud
Artículo siguienteCon Nacho Loyola en la Cámara de Diputados, vamos a recuperar los recursos que les quitaron a los estados: Marko Cortés