La estrategia de transparentar todo lo relacionado con el coronavirus COVID-19 en México ha dado resultados, aseguró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Vamos a salir adelante. Hay que tener fe en nuestro pueblo y actuar de manera consciente, no caer en la desinformación. Todo el tiempo que sea necesario estaremos informando”, enfatizó.

Agregó que “es parte de la campaña para enfrentar la pandemia. Si hay desinformación, hay rumores, hay pánico; no se ayuda, se afecta. (…) Estamos todavía en la primera etapa y nos estamos preparando para la segunda pero no podemos adelantar vísperas”.

En conferencia de prensa matutina reiteró su llamado a la calma y recomendó aprovechar el tiempo para fortalecer la unidad en las familias.

“Debemos actuar con serenidad y no dejarnos manipular, que la gente nos ayude en eso. Tenemos el apoyo de los ciudadanos, eso es lo más importante, y vamos a enfrentar esta circunstancia especial, esta epidemia. ¿Dónde está nuestra fortaleza? En nuestro pueblo y en su cultura. (…) Ahora que nos están recomendando que nos guardemos, aprovechemos para fortalecer nuestros lazos, nuestra integridad”, expresó.

El mandatario adelantó que los actos para conmemorar el Aniversario 82 de la Expropiación Petrolera en la Torre Pemex de la Ciudad de México y el Natalicio de Benito Juárez García en Guelatao, Oaxaca, se llevarán a cabo públicamente aunque con la menor participación posible de personas.

“Esto para no dar pie a los cuestionamientos de que el presidente no está dando el ejemplo o no se cuida”, comentó.

“Ya habrá tiempo de visitarlos en todos los pueblos”, dijo en el caso de Oaxaca; al mismo tiempo pidió que para esta ocasión solo asistan los pobladores de la región donde nació el presidente zapoteco.

El jefe del Ejecutivo refrendó su confianza en la labor del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez.

“Es un especialista en esta materia, sabe bastante, tiene experiencia y es una gente honesta, responsable”, subrayó.

El subsecretario indicó que el cierre de fronteras no contribuye a detener la epidemia en México porque “lo que haríamos es un inmenso, monumental, colosal daño a la sociedad de los países sin que tuviera un efecto neto de retrasar la epidemia”.

Explicó que sí se realiza identificación de viajeros en aeropuertos del país, la cual consiste en la historia de síntomas y cuando hay elementos de sospecha, el tamizaje de temperatura además de revisión médica.

“Filtrar a todos los pasajeros se vuelve no solamente imposible en términos prácticos sino inútil en términos de la atenuación de la transmisión de enfermedades”, subrayó.

Hasta este día México tiene 82 casos confirmados. El gobierno federal destinará casi 3 mil 500 millones de pesos para hacer frente a la epidemia. Estos recursos se traducirán en equipo diagnóstico, insumos, material de laboratorio, ventilación de soporte de vida y medicamentos.

El subsecretario adelantó que la epidemia podría durar como mínimo3 meses, aunque esta estimación variaría y dependerá de las medidas de mitigación y control.

“No va a ser una epidemia corta. Puede durar cuando menos 12 semanas que es lo que duró en China”, apuntó.