El presidente Andrés Manuel López Obrador visitó la Clínica de Medicina Familiar del ISSSTE en Cuernavaca, Morelos, donde convocó al personal médico y de enfermería para reforzar la capacidad de atención a pacientes de COVID-19.

Expuso que actualmente se tienen cinco mil camas de terapia intensiva con ventiladores en todo el país, pero solo mil médicos intensivistas.

Invitó a médicos generales, especialistas en áreas no críticas y enfermeros a que sean contratados y capacitados de inmediato.

Reconoció a la población que ha atendido al llamado a quedarse en casa y pidió que continúen haciéndolo.

Afirmó que el gobierno federal ya planea la estrategia de reactivación de la economía.