El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó su apertura al diálogo a todos los trabajadores de la educación e informó que ha instruido a los secretarios de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Educación, Esteban Moctezuma, escuchar las demandas de las comisiones de maestros que se manifiestan en la Cámara de Diputados.

En conferencia de prensa matutina el mandatario dijo que no hay argumentos para sostener que el Gobierno de México incumplió con su palabra, dado que se envió al legislativo una iniciativa de reforma a la Constitución para cancelar la reforma educativa, la cual incluye una propuesta que hará válida la educación pública, gratuita y de calidad.

El presidente convocó a que en el interior del movimiento magisterial definan con claridad una postura y recomendó, con respeto al Poder Legislativo, que los diputados no sesionen ni busquen sedes alternas para cancelar la reforma.

“Nunca estuvimos de acuerdo con la reforma educativa y defendimos a los maestros cuando quisieron imponerla”, recordó.

Al mismo tiempo, reiteró que en este gobierno no habrá represión ni uso de la fuerza ante los conflictos.

“No somos los mismos gobiernos autoritarios a los que estaban acostumbrados. Ya no hay partidos, sindicatos o grupos de intereses creados, ni favoritismos para ninguna organización”, apuntó.

Entre los cambios en materia educativa que impulsará esta administración, destacan la concepción del maestro como agente de la transformación social.

La promoción se asociará con conocimientos, aptitudes y experiencia, no con exámenes estandarizados, por lo que se elimina el vínculo entre evaluación y permanencia en el empleo.

Los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género y se centrarán en ciencias y humanidades.

El presidente destacó que los nuevos planteamientos se fundamentan en los foros de consulta que se llevaron a cabo con la participación de padres de familia, docentes, profesionales y todas las corrientes de trabajadores del sector educativo.

Humanidades y derechos laborales, ejes de la nueva política educativa

El secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, explicó que la cancelación de la reforma educativa trae consigo la abrogación de la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y de la Ley de Servicio Profesional Docente.

Las evaluaciones obligatorias se eliminarán, por lo que los maestros tendrán derecho a un sistema de formación y actualización gratuito, a diferencia de los cursos con costo que actualmente toman.

“Este nuevo derecho va a hacer que los maestros mejoren su práctica docente y no habrá ninguna liga entre evaluación y permanencia en el empleo”, remarcó.

Agregó que se reinstalará a quienes fueron cesados a raíz de la reforma educativa y quedarán eliminadas las sanciones que sean contrarias a derechos laborales.

Entre sus responsabilidades, se quitarán las cargas administrativas que actualmente les ocupan la mitad de su tiempo y que les restan atención de la enseñanza.

Respecto a la educación en las escuelas, el titular de la SEP detalló que se pondrá al centro a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes, y que se busca que el modelo sea de excelencia, por lo que trabajarán en lograr el máximo aprendizaje en el aula.

La educación superior será obligatoria y se recuperará la inicial. El pensamiento crítico y valores cívicos serán promovidos, lo que implica el regreso del civismo a la educación.

Los contenidos se centrarán en ciencias y humanidades; “habrá historia, geografía, civismo, filosofía, tecnología, innovación, lenguas indígenas, lenguas extranjeras, artes como la música, la educación física, deporte, promoción de estilos de vida saludables, cuidado del medio ambiente y cultura de paz”, detalló.

La educación se enriquecerá con el fomento a la convivencia, el aprecio y el respeto por la naturaleza, la diversidad cultural y la dignidad de las personas.

“Va a haber una educación para las diferentes realidades de México, una educación pertinente con contenidos y políticas por regiones y vamos a invitar a los actores sociales a participar en estas tareas para que las regiones tengan expresadas también en la educación pública su propia cultura y valores”, abundó.

Los adultos mayores accederán a las instituciones educativas y los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género.

“Habrá cada vez mayor oportunidad de acceso a la educación superior hasta lograr cero rechazo y educará no solo para el empleo, educará para la vida, no solo para capacidades cognitivas, sino también además de ellas, capacidades socioemocionales y valores cívicos” apuntó el secretario Esteban Moctezuma.

La SEP creará el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación para analizar la educación en México y sobre todo a las autoridades educativas para que cumplan con su labor.

Además, habrá una nueva Carrera Magisterial para la formación docente.

Asimismo, se impulsarán acciones que revertirán carencias alimentarias y de infraestructura en zonas de alta marginación, que junto con los programas de becas, pretenden asegurar la permanencia de los estudiantes en las escuelas.