Al participar en la 111 Asamblea General del Instituto Mexicano del Seguro Social, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la conclusión e inauguración del hospital de especialidades del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Acuña, Coahuila.

“Lo recorrimos y está completo. Tiene equipo de muy buena tecnología, es muy moderno. (…) Se logró contratar a los especialistas, esto es muy importante”, subrayó.

El mandatario sostuvo que, con el objetivo de garantizar infraestructura de salud para las y los trabajadores afiliados al IMSS, continuarán las obras para terminar hospitales que los gobiernos anteriores heredaron en obra negra.

El Hospital General de Zona No. 92 contará con 90 camas y 26 especialidades en el primer y segundo nivel de atención.

De los 20 mil metros cuadrados de construcción, destinará 5 mil 900 a atender pacientes COVID.

Es biotemático, capta el uso de aguas residuales y cuenta con sistemas ahorradores de agua, gas y energía eléctrica.

Significará la creación de 899 plazas y beneficiará a 500 mil derechohabientes.

Durante el evento, el jefe del Ejecutivo también destacó el trabajo conjunto del sector social, público y privado para hacer frente al COVID-19.

Afirmó que desde el inicio de la epidemia, México ha dado atención a todas las personas que la necesitan.

Aseguró que han mejorado las capacidades en el sector salud y dijo que, aun cuando los contagios han aumentado, no así las cifras de fallecidos.

Resaltó que permanentemente se busca el equilibrio entre el cuidado de la salud y de la economía.

El presidente puntualizó los elementos que dan cuenta de la recuperación económica: apreciación del peso, recuperación de 400 mil empleos en tres meses y llegada de remesas.

“Todos los días estamos revisando la situación en el país. También vamos avanzando para recuperarnos de la crisis económica. Ayer, por ejemplo, se notó un fortalecimiento del peso, es decir, una apreciación de nuestra moneda”, enfatizó.

Indicó que a ello se sumó el fortalecimiento de la economía popular y el consumo.

Sostuvo que la apertura de la industria automotriz y de la construcción, así como la minería, fue favorable para la reactivación económica.

El director general del IMSS, Zoé Robledo Aburto, informó que ante la epidemia el Instituto tiene garantizada la distribución semanal de 783 mil respiradores, más de un millón de cubrebocas, 159 mil gafas de protección y caretas, más de un millón de guantes y 1.2 millones de batas a la semana.

Recordó que el IMSS creó el bono COVID, sobresueldo del 20 por ciento a quienes atienden la primera línea y las notas de mérito a trabajadores que reforzaron la atención a pacientes con su reubicación en diferentes hospitales. La erogación de recursos fue cercana a los 2 mil 590 millones de pesos.

Acompañaron al presidente el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (CONCANACO- SERVYTUR), José Manuel López Campos; secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Humberto Aceves del Olmo; el secretario general del IMSS, Javier Guerrero García y el presidente de la Confederación Nacional de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN), Francisco Alberto Cervantes Díaz.