Presidente: basta de circos, combata la corrupción con piso parejo y hágase cargo de la crisis económica: Adriana Díaz Contreras

La corrupción debe combatirse con la ley en la mano, en todos los niveles y con piso parejo, no cabe duda. Sin embargo, lejos de centrar su atención en temas prioritarios como la crisis económica que atraviesa el país, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió montar un circo mediático con el caso Lozoya mientras miles de mexicanos ven cada día más deteriorada su situación económica, destacó Adriana Díaz Contreras, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Todos sabemos que las medidas sanitarias para frenar la pandemia de Covid-19 obligaron el cierre de empresas y despido de trabajadores, por lo que millones de familias se quedaron sin uno o dos ingresos, indicó la dirigente. Hay que recordar -subraya- que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 12 millones 500 mil mexicanos se quedaron sin empleo y vieron disminuir sus ingresos.

Ante este panorama, el gobierno de López Obrador insiste que sus programas sociales son la mejor estrategia para enfrentar la crisis, sin embargo, como lo hemos subrayado, sus maquinarias electorales sólo dan atención a 22 millones de mexicanos, cuando el desempleo más la pobreza abarcan a casi la mitad de la población, indicó la lideresa.

La estrategia federal es errática, acentuó Díaz Contreras. Se necesitan inversiones para que la economía se recupere, para que las empresas abran y los trabajadores puedan regresar o encontrar un nuevo empleo; sin apoyo a las empresas, será imposible recuperar la economía.

“Como integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria del PRD le pido al gobierno federal que deje que la Fiscalía General de la República (FGR) y el poder judicial hagan su trabajo contra los corruptos, y que no se distraiga de su responsabilidad para salir de la crisis económica”, declaró la dirigente perredista.

“Le pido que sea más sensato, que duplique sus inversiones, deje de lado la cantaleta de la austeridad, porque ésta perjudica en vez de ayudar; y proporcione confianza a los inversionistas”, agregó.

A estas alturas, el presidente ya no puede seguir amenazando con cancelar contratos de obras ya empezadas ni seguir haciendo consultas populares amañadas para cancelar inversiones, enfatizó. Porque eso, agrega Adriana Díaz, desde el primer día de su mandato sólo ha traído consecuencias negativas para la economía del país.

Por esta razón apoyo la petición de los gobernadores de la Alianza Federalista, presentada por el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, para que destine 1 billón 218 mil millones de pesos del presupuesto público para la recuperación de las empresas y de los empleos. Esa cantidad es el 5% del Producto Interno Bruto (PIB), subrayó.

Si la economía nacional anda mal, si la producción de riqueza disminuye, la gente empobrece. Pero si la economía nacional se recupera pronto, los jefes y las jefas de familias podrán trabajar y llevar la comida a sus hijos. Que nadie se distraiga. Este es el verdadero problema por resolver, concluyó la dirigente del PRD.