Diputadas y diputados del grupo parlamentario de MORENA en el Congreso de la Ciudad de México presentaron ante la Comisión Permanente una iniciativa que busca propiciar una vida sana y la alimentación correcta en niñas, niños y adolescentes; mejorar el consumo de alimentos, proteger el derecho a la salud y combatir la obesidad y sobrepeso.

Las legisladoras Isabela Rosales Herrera, Lourdes Paz Reyes, Leticia Varela Martínez, y los legisladores José Luis Rodríguez Díaz de León y Ricardo Fuentes Gómez plantearon la necesidad de reformar la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y la Ley de Establecimientos Mercantiles.

El propósito es establecer en las normas que no se permitirá, en los planteles educativos de los niveles de educación inicial, básica y media superior, tanto públicos como privados, la venta, distribución, entrega y suministro de alimentos pre envasados o no, con alto contenido calórico y/o bebidas azucaradas.

Durante la sesión virtual de este miércoles, el diputado Efraín Morales Sánchez, también de MORENA, presentó dos iniciativas, una de ellas para realizar adiciones a la Ley de Salud del Distrito Federal, en materia de obesidad; la segunda ante el Congreso de la Unión para modificar la Ley General de Salud, en materia de nutrición.

Con relación a la iniciativa impulsada por las y los legisladores Isabela Rosales, Lourdes Paz, Leticia Varela, José Luis Rodríguez y Ricardo Fuentes, ésta señala que “la supervisión y cumplimiento de la disposición será responsabilidad de las autoridades educativas y de los educadores en el ámbito de sus respectivas competencias, realizando acciones que promuevan la educación e información para un consumo responsable, sostenible, crítico y ético”.

Se propone especificar –en la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes- que las madres, padres o tutores serán corresponsables en el cumplimiento de dichas acciones. Corresponderá a la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México establecer los convenios necesarios con la autoridad educativa federal para el adecuado acatamiento de las disposiciones, así como para recibir informes trimestrales por parte de las personas responsables de las instituciones educativas públicas y privadas.

Para la Ley de Establecimientos Mercantiles, se plantea establecer la prohibición, para los dueños de los negocios, poner al alcance de niñas, niños y adolescentes los productos pre envasados o no, con alto contenido calórico y/o bebidas azucaradas.

En este sentido, los productos exhibidos no deberán contener sustancias perjudiciales para la salud y deberán facilitar de forma visible la información suficiente sobre su composición y características.

Las verificaciones y, en su caso, de imposición de sanciones por incumplimiento  estará a cargo de las alcaldías y del Instituto de Verificación Administrativa, de conformidad con lo dispuesto en la Ley del Instituto de Verificación Administrativa de la Ciudad de México y la Ley de Procedimiento Administrativo de la Ciudad de México.

Iniciativas en materias de obesidad y nutrición

Por separado, el diputado Efraín Morales Sánchez, del grupo parlamentario de MORENA, presentó dos iniciativas, una de ellas para realizar adiciones a la Ley de Salud del Distrito Federal, en materia de obesidad; la segunda ante el Congreso de la Unión para modificar la Ley General de Salud, en materia de nutrición.

Con relación a la propuesta para adicionar la Ley de Salud del Distrito Federal, el legislador plantea incluir en la norma que la obesidad no sólo es el desequilibrio entre la ingesta y el consumo energético, y para su estudio se divide en endógena y exógena.

Por ello, será responsabilidad de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México considerar a la obesidad en sus dos tipos como un problema de salud pública, y establecer en el convenio de coordinación con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) su inclusión en el catálogo de enfermedades catastróficas, y así garantizar los recursos económicos necesarios para su prevención y tratamiento.

Además, propone que la Secretaría de Salud local implementará programas de detección oportuna de enfermedades causantes de obesidad endógena, así como la implementación de programas informativos permanentes sobre la sana alimentación para una buena nutrición, haciéndolos llegar a la población por todos los medios posibles electrónicos, impresos, conferencias, pláticas, seminarios, con el objetivo final de crear una cultura para la sana alimentación.

Incluso en las adiciones, plantea que la misma dependencia estará obligada a hacer lo necesario para que alimentos y bebidas, para el consumo humano, contengan efectivamente la información nutricional en un tamaño y tipo de letra legible para la mayoría de las personas.

La segunda iniciativa del legislador es ante la Cámara de Diputados para modificar la Ley General de Salud, en materia de nutrición.

Entre los planteamientos de la iniciativa se encuentra que la atención de los problemas de salud relacionados con la nutrición es de carácter prioritario, y será el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de Salud, el obligado a garantizar la buena nutrición de los mexicanos de conformidad con los instrumentos jurídicos aplicables.

Además que la Secretaría de Salud, las entidades del sector salud y los gobiernos de las entidades federativas, en sus respectivos ámbitos de competencia, formularán e implementarán políticas públicas de nutrición.

Todas estas iniciativas fueron turnadas a la Comisión de Salud para su análisis, discusión y dictaminación.