Recientemente se llevó a cabo la segunda mesa del Coloquio del Taller de Investigación Documental INBAL-UAM, el cual tiene la finalidad de dar a conocer los acervos del Centro de Documentación Literaria Casa Leona Vicario de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL) del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL).
En esta ocasión participaron Georgina Azucena Rodríguez Torres, Jesús Santiago Ortega Camacho, Carolina Alvarado, Isabel Janasiewicz Méndez y Omar Armando Paredes Crespo, estudiantes de la Maestría en Literatura Mexicana Contemporánea de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
Al inicio, Georgina Azucena Rodríguez Torres impartió la conferencia titulada Óscar Raúl Villegas Borbolla, un dramaturgo perdido en la generación perdida, donde señaló que fueron pocos los intelectuales mexicanos que conocieron la vida y obra de este autor oriundo de San Luis Potosí.
Posteriormente agregó que dichos intelectuales coincidieron en que se trataba de un dramaturgo con una marcada preferencia por los temas de amor, relaciones, mitos, valores y tradiciones, presentados en piezas cortas de un acto divididas en múltiples escenas.
Rodríguez Torres aseguró que es el lenguaje, sobre todo, lo que le da al teatro de Villegas Borbolla una estampa original. “Desde el comienzo de su carrera dramática se percibe una disposición hacia lo experimental, a través de sus personajes, y resulta complejo en su estructura fragmentada”, mencionó, retomando a George Woodyard, fundador de la revista Latin American Theater Review.
También recordó que Óscar Villegas nació en Ciudad del Maíz, San Luis Potosí, el 18 de marzo de 1943, y estudió teoría dramática en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con Luisa Josefina Hernández, y dirección escénica en la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBAL.
Explicó que el exbecario del Centro Mexicano de Escritores y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte ejerció hasta su muerte, ocurrida el 18 de julio de 2003, como alfarero oficial de un taller experimental de cerámica.
La joven investigadora dijo que Villegas formó parte de “la generación perdida” junto con Willebaldo López, Enrique Ballesté, Tomás Espinosa, José Agustín, Vicente Leñero, Óscar Liera, Jesús González Dávila y Miguel Ángel Tenorio.
Sobre estos exponentes refirió que fue una generación que se destacó por aceptar su existencia y criticarla, aunque también indagó en las razones de esa condición, buscando los elementos esenciales que han formado el alma mexicana y cuestionando la verdad de esa esencia.
El dramaturgo avant garde, Óscar Villegas, escribió un total de 16 obras complejas y vanguardistas que marcaron un antes y un después en la dramaturgia mexicana, indicó Rodríguez Torres, sin ser reconocido todavía por el mundo literario nacional.
Por su parte, Jesús Santiago Ortega Camacho habló sobre la relación entre la prensa escrita y el poeta, dramaturgo, traductor y diplomático Rodolfo Usigli, quien fue reconocido también en el ámbito teatral e incluso muchos recintos portan su nombre.
Omar Paredes Crespo dedicó su investigación a la escritora Rosario Castellanos. Una autora de mente brillante, egresada de la Facultad de filosofía y letras de la UNAM, que solía dedicar la tinta de su pluma para los pueblos originarios y la situación de las mujeres de su época.
En tanto Carolina Alvarado e Isabel Janasiewicz Méndez abordaron otros temas, como el caso de la obra teatral Nadie sabe nada, la cual trata sobre la relación entre el periodismo y la política desde la complejidad de los elementos que conjunta, como los mecanismos de investigación del Estado que se presentan en la puesta en escena.
Cabe señalar que el Taller de Investigación Documental fue resultado de una colaboración entre la CNL del INBAL y la Maestría en Literatura Mexicana Contemporánea de la UAM, bajo el objetivo de promover la socialización con diversos acervos históricos que muchos académicos desconocen.

Artículo anteriorConvienen Coparmex CDMX y la alcaldía Cuauhtémoc en trabajar por empleo estable y de calidad
Artículo siguienteMéxico participa activamente en el proceso de reforma de la OMC