El Instituto Nacional Electoral (INE) presentó el libro “La conformidad. El poder de las influencias sociales sobre nuestras decisiones”, del autor Cass R. Sunstein, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en su edición virtual.

El texto, coeditado por el INE, “lo que trata de decirnos es cómo la conformidad, ese impulso natural de las personas a querernos sentir parte de algo más y estar integrados como un grupo social, que son impulsos naturales muy positivos, tiene potencialmente aspectos negativos que son abordados”, explicó el director de la editorial Grano de Sal, Tomás Granados.

Planteó que el autor Cass R. Sunstein, con interés por la economía y aportaciones para entender desde la psicología el comportamiento de las personas y la sociología, hace ver la realidad desde un modo muy particular, con un afán pedagógico.

Así, en cuatro capítulos describe cómo entiende Sunstein la conformidad, de cómo nos libera de tomar una decisión lo que puede producir el tema del segundo capítulo, “la cascada, es decir este fenómeno por el cual de manera no premeditada, las decisiones tomadas al inicio de un proceso pueden influir en todo el resultado del proceso”.

El tercer tema del libro es el de “la polarización” donde se aborda el ámbito político, de cómo se dispersan las decisiones y sin que haya una manipulación se puede dar el fenómeno de la polarización; el último capítulo se ocupa de las leyes, como señal de la conducta correcta.

En suma, dijo Tomás Granados, “el libro es un estudio de las diversas formas de influir, ya sea a la sociedad misma o las leyes a la sociedad y ésta a su vez con decisiones individuales, porque el INE y Grano de Sal creemos que es importante alejarnos de los fenómenos de polarización donde lo importante no es la discusión, sino la pertenencia a un grupo”.

En la presentación moderada por la directora de Difusión y Campañas Institucionales de la Dirección de Capacitación del INE, Maribel Hernández Guerrero, el doctor en historia e investigador, José Fernández Santillán comentó la obra de Sunstein, la cual refiere que “hay una conformidad que es simple acatamiento y hay otra que es aceptación”.

Mencionó que el poder de la palabra distingue a quien sabe de quien no sabe, hay gente que es rica, culta y poderosa, pero también hay pobres, ignorantes y débiles, entonces Sunstein hace énfasis en el poder cultural de que quien puede influir en el pensamiento de una persona, puede influir en su comportamiento.

“Nuestro comportamiento está definido por el medio social en el cual nos desenvolvemos, entonces muchas veces sucede que por no quedar mal o no ser marginado del grupo al que pertenezco, me conformo a la idea del grupo”.

Hay una sociedad muy diversa, en todos los grupos hay personas que piensan por sí mismos, mantienen su propio criterio, es la parte disidente. “En toda democracia debe haber consenso, la mayoría, pero también respeto del disenso”, agregó Fernández Santillán.

Por ello la conformidad es necesaria para el proceso civilizatorio, pero también puede dar paso a horrores que sabiendo que van en una dirección equivocada o para no ser presa de represalias o de marginación, se adhieren a una cierta doctrina, régimen o comportamiento social que saben que les va a llevar a la catástrofe.

Coincidió con Tomás Granados en señalar que con la polarización se están creando mundos separados, atomizados, que puede ser muy grave para el intercambio de ideas, necesario para el mejoramiento de la democracia.