En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), dependiente de la Secretaría de Gobernación, Fabiola Alanís Sámano, y la gerente de Seguimiento de Proyectos Especiales de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública, Monserrat Orellana Colmenares, presentaron el billete conmemorativo a esta fecha, cuyo fin es concientizar sobre esta problemática.

La comisionada Fabiola Alanís Sámano reconoció que la emisión de este billete conmemorativo al 25 de noviembre de 1960 en que las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron asesinadas en República Dominicana, es un esfuerzo de la Lotería Nacional para que la gente que lo compre reflexione sobre la manera en la que se aborda la violencia que ocurre todos los días.

“La violencia contra las mujeres y las niñas en México es un problema social, multicausal y multidimensional de magnitudes alarmantes, incluidas disposiciones del marco legal que aún se consideran discriminatorias y obstaculizan el acceso a las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia”, subrayó.

Por ello, enfatizó que en la medida en que las mujeres se integren en los espacios de decisión de paridad y actúen desde una posición estratégica con efectiva vigencia de los derechos humanos, se avanzará hacia la igualdad sustantiva entre mujeres y hombres de manera rápida, firme y sostenible.

En tanto, Monserrat Orellana Colmenares recordó que la Lotería Nacional, ocupada por este tema, se encuentra adscrita a la Unidad de Igualdad de Género de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, “donde promovemos actividades y capacitación con nuestras colaboradoras y nuestros colaboradores en materia de perspectiva de género”.

Asimismo, informó que el sorteo conmemorativo, que tuvo 2 millones de billetes impresos, se realizará el día de mañana a las 20:00 horas.

El 25 de noviembre fue la fecha elegida por el Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe -celebrado en Bogotá en el año 1981- para conmemorar sus vidas y promover el reconocimiento mundial de la violencia hacia las mujeres y las niñas.