La Secretaría de Gobernación, a través de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna), participó junto con funcionarias de Sinaloa en el diálogo intergeneracional ‘La erradicación de las violencias contra niñas y adolescentes mujeres’, donde seis mujeres entre 12 y 15 años expusieron sus preocupaciones sobre la violencia de género en la entidad.

La Secretaría Ejecutiva del Sipinna Nacional, se comprometió a tomar nota de las intervenciones de las adolescentes para captar sus impresiones, porque enfrentar la violencia de género requiere de su participación.

Las adolescentes manifestaron preocupación por la violencia en espacios comunitarios y transportes, el acoso callejero y escolar de docentes y compañeros; en especial, se refirieron a comunidades indígenas donde usos y costumbres, como los matrimonios pactados, impiden autonomía, desarrollo e igualdad de oportunidades para niñas y mujeres adolescentes porque se les considera débiles, dependientes del varón y les expone a agresiones sexuales.

Enfatizaron las relaciones tóxicas interpersonales como el noviazgo controlador, donde el novio aísla a la adolescente, le impide contactar a sus amistades, familiares y debilita frente al agresor que usa violencia psicológica mediante gritos y humillaciones públicas.

Pidieron que los espacios escolares sean centros donde se realicen capacitaciones sobre violencia de género, garantía de derechos y protección de niñez y adolescencia. En ese espacio escolar se puede asesorar a madres, padres, familias, docentes, autoridades y a estudiantes de la misma edad.

Coincidieron las funcionarias de Sinaloa en que en las instituciones estatales son aliadas de niñez y adolescencia. No se trata solo de denuncias, sino de acompañamientos, apoyo, educación comunitaria y asesorías frente a las violencias que las aquejan.

Subrayaron el compromiso del Centro de Justicia para las Mujeres que les proporciona servicios gratuitos de atención psicológica y jurídica, acompañamiento, acceso a justicia y vida libre de violencia. A lo anterior se sumó la Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que abrió sus canales en redes sociales para que se les puedan ayudar.

Las instituciones impulsarán la difusión del “violentómetro”, que marca la intensidad de cada acto  de violencia, hay que incrementar la cultura de pedir ayuda y no callarse.

Invitaron a las líderes adolescentes presentes a que ellas y sus organizaciones sean portadoras de estas informaciones en sus comunidades, familias y escuelas para tejer redes de apoyo para niñas y mujeres jóvenes.

Participaron en el evento digital las autoridades estatales de Sinaloa, Procuraduría Estatal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes; Centro de Justicia para las Mujeres; Instituto Sinaloense de las Mujeres y el Poder Legislativo Estatal mediante la Comisión de Equidad y Género del Congreso del estado de Sinaloa.

Además del Colectiva Feminista Adolescentes Brujas Del Aquelarre, Ángela Michelle, de 15 años; del Albergue Florecer, Antonia, de 14 años; de Angostura, Odalys Alejandra, de 17 años; de Los Mochis, Mía Karely, de 12 años; de Guasave, Carla Cecilia, de 13 años; y de la comunidad indígena de El Fuerte, Karol María, de 12 años.

El diálogo se puede observar en: https://bit.ly/38rBxxQ