La Cámara de Diputados aprobó un dictamen que reforma la Ley de Premios, Estímulos y Recompensas Civiles, con el fin de que el Premio Nacional de la Juventud se conceda a la distinción de fortalecimiento y promoción a la cultura y las lenguas indígenas nacionales.

En sesión semipresencial, el proyecto de decreto, que modifica la fracción IV del artículo 72 de dicha norma, aprobado con 479 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones, se remitió al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

El dictamen que fundamentó la diputada Alma Delia Navarrete Rivera (Morena), refiere que la gran riqueza de lenguas indígenas en México, se han debilitado notablemente y se corre el riesgo de su desaparición. El país cuenta con un importante patrimonio lingüístico, uno de los más ricos y diversos del mundo, esta gran riqueza de lenguas indígenas se ha debilitado a lo largo del territorio mexicano, estas empiezan a ser desplazadas por el castellano.

Por ello, subraya, el documento, las lenguas indígenas son parte de nuestra cultura, las cuales no deben desaparecer; por lo tanto, se deben seguir cultivando, fomentando y adoctrinando.

La diputada Julieta Macías Rábago (MC) recordó que desde 1975 el Estado mexicano reconoce a jóvenes entre 12 y 29 años de edad que con su creatividad, esfuerzo y compromiso social se constituyen como referentes que incentivan el desarrollo de sus pares y de sus comunidades.

Explicó que el Premio Nacional de la Juventud se otorga en 10 distinciones; el artículo 72, a fracción IV de la mencionada ley señala al fortalecimiento a la cultura indígena como una de las distinciones que se concede este galardón y la reforma propone ampliar y reforzar sus alcances.

Precisó que el dictamen plantea ampliar y expresamente incluir en la distinción no sólo el fortalecimiento a la cultura indígena sino el fortalecimiento y promoción a la cultura y las lenguas indígenas nacionales; ello con el objetivo de incentivar que las y los jóvenes indígenas sean los principales motores en la preservación, uso y promoción de las lenguas indígenas en generaciones por venir.