TIJUANA, BC.- La Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) designó a Jaime Martínez Veloz como candidato de este instituto político a la gubernatura del estado de Baja California.
Durante la firma del Manifiesto por Baja California y respaldado por los integrantes de la Dirección Nacional, Adriana Díaz Contreras, Estephany Santiago Fernández, Karen Quiroga Anguiano, Ángel Ávila Romero, Fernando Belaunzarán Méndez, el candidato de este instituto político Jaime Martínez Veloz, aseguró que el PRD buscará que en esa entidad haya nuevos caminos de esperanza para transitar a un mundo más justo y equitativo.
“Se van a combatir cuatro cánceres en Baja California: inseguridad, corrupción y la incompetencia gubernamental”, expresó Jaime Martínez Veloz.
Manifestó que a través de la candidatura que encabeza se establece un compromiso real para impulsar una dinámica social que involucra a numerosas organizaciones de Baja California, “nuestra lucha es de causas, me puedo cambiar de partido, pero jamás de ideales”.
Asimismo, resaltó que “es el momento de la unidad, de la gente que quiere el bien del país y del estado expresada a través de este manifiesto, el cual es incluyente de amplios sectores de la población como los pueblos indígenas, empresarios, agricultores y estudiantes, entre otros”.
Por su parte, el integrante de la Dirigencia Nacional Extraordinaria, Fernando Belaunzarán expresó su respaldo al candidato y destacó que el proceso electoral es un parteaguas para Baja California, “con la llegada de una verdadera alternancia que encabeza Jaime Martínez Veloz, un luchador social congruente y comprometido con las causas de la gente, lograremos un verdadero cambio en esta entidad”.
Añadió que Jaime se ganó el respeto de los pueblos indígenas y de la sociedad civil por su congruencia, “siempre ha sido un interlocutor válido. A Martínez Veloz no lo mangonea nadie”.
El Manifiesto que signó la Dirigencia Nacional del PRD y el candidato Jaime Martínez Veloz se pronuncia por el destierro de la corrupción, que incluye la eficiencia y transparencia de las acciones de gobierno; fomento a la cultura, como ingrediente de la cohesión social; desarrollo económico con visión social, presupuesto público para necesidades no para banalidades; establece una nueva relación con los pueblos indígenas; erradicar la discriminación; promoción de los derechos de la niñez y la juventud y combate frontal a la impunidad.