PRD apoya a pueblo venezolano ante decisión de toma de protesta de gobernante interino

Javier Bárcenas

El Partido de la Revolución Democrática reconoce al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, como una posición de la defensa de los derechos humanos y la paz en todos los pueblos, y expresa su solidaridad con el pueblo de ese país, por la situación política a la cual se enfrenta en estos momentos.

En un comunicado el partido del sol azteca señala que el régimen que impone Nicolás Maduro, agravará aún más la crisis humanitaria que vive ese país y en un levantamiento social que puede convertirse en una guerra en la región, donde miles de hermanos venezolanos saldrán afectados más de lo que ya están.

Refiere que, como partido de izquierda democrática, respetarán la política de Estado que se emplee en la República Bolivariana de Venezuela para definir a sus mandatarios, “pero no estamos a favor que se impongan gobiernos, se vulnere la democracia, y se violenten los derechos humanos”.

En el comunicado el PRD hace un llamado al gobierno de México para que haya un pronunciamiento en favor de los venezolanos, luego que el Parlamento de Venezuela declaró ilegítimo a Nicolás Maduro, por haber resultado de una lección en la que no hubo la participación de todos los actores políticos de esa nación.

También hacen votos para que no haya situaciones que pongan en riesgo la estabilidad de ese pueblo venezolanos, y que no se desate una crisis mayor.

PRD hace un llamado al gobierno de México a rectificar su postura de reconocer el régimen dictatorial de Nicolás Maduro, que tiene sumido a su pueblo en la pobreza, represión y violación a los derechos humanos.

Como partido de izquierda progresista, siempre ha defendido que los gobiernos populares deben ser resultados de elecciones democráticas, y no de simulaciones autoritarias, donde debe prevalecer ante todo la honra a las instituciones.

El régimen de Nicolás Maduro se sustenta en la falta de respeto a los más elementales derechos políticos y humanos y el pueblo venezolano debe ejercer a plenitud el derecho a la libre expresión, la libre manifestación, la libre asociación y, sobre todo, el derecho a disentir.

Las naciones de la zona han reconocido a Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela, para regresar a su nación una vida democrática y con respeto a los derechos humanos; sin embargo, el gobierno mexicano debe apoyar al pueblo venezolano que expresa su rechazo a un mandatario que violó su Constitución y las instituciones para mantenerse en el poder.