Para estimular el trabajo de los jóvenes que concluyen la licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM, la Academia Mexicana de la Lengua (AML) otorgó el Premio Joaquín García Icazbalceta a los tres mejores trabajos de titulación.

César García Gómez, Mayra Gabriela García Rodríguez e Imelda Estefanía Sevilla Espejel obtuvieron la distinción, instaurada en recuerdo de uno de los fundadores de la AML.

En esta primera edición, se otorgó diploma, medalla de plata con la imagen de García Icazbalceta, un estímulo económico y un lote de libros de la AML.

Jorge Linares, director de la Facultad, resaltó que ésta es centro y origen de las humanidades; aquí se forman académicos, intelectuales, escritores, incluso dramaturgos que han dado y darán vida a la cultura en México.

“Debemos conservar esa tradición con responsabilidad, esfuerzo y dedicación, como lo han hecho los estudiantes premiados, apoyados por sus asesores quienes, sin duda, realizan una labor fundamental que se refleja en la calidad de los trabajos académicos”.

En representación del jurado del premio, Concepción Company, investigadora emérita de la UNAM, reconoció la alta calidad de los 84 trabajos sometidos a concurso.

La licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas se ha abierto a nuevos temas y ópticas de análisis –reflejados en buena parte en las tesis que participaron en esta primera convocatoria–, que conviven con tópicos de investigación ya tradicionales, “lo que significa que nuestro colegio siempre está en constante revisión y renovación, y con ánimo de ver viejos problemas con nuevos ojos”.

Felicitó a los galardonados por su compromiso de titularse en tiempo y forma, y reconoció la participación de sus asesores. “Estamos seguros de que contribuyeron a la calidad de los trabajos. Los profesores debemos estar de plácemes porque nuestra carrera es un área fértil, con un futuro prometedor y un papel activo en la sociedad mexicana actual”.

Jaime Labastida, de la AML, recordó que Joaquín García Icazbalceta fue uno de los filólogos más importantes de México en el siglo XIX, por lo que el establecimiento de este premio con su nombre significa mucho para las letras del país.

“Entre muchas otras, realizó una investigación extraordinaria: la Bibliografía Mexicana del siglo XVI, que la Academia editará de manera facsimilar. Estamos en proceso de hacerlo, de acuerdo con el Fondo Reservado de la Biblioteca Nacional”.

Este premio, explicó, surgió porque algunos egresados trabajan en la Comisión de Lexicografía de la Academia, y fue una iniciativa que surgió entre la lingüista y filóloga universitaria Concepción Company, y Mariana Ozuna Castañeda, coordinadora del Colegio de Letras Hispánicas de la FFyL.

Artículo anteriorEl factor psicológico, clave en el combate del sobrepeso y obesidad
Artículo siguienteEl quelite, útil en el tratamiento contra la gastritis: estudio de la UNAM