Por primera vez un museo participará en el programa de inclusión social del INBAL

En el marco del Programa de Inclusión Social y Extensión Cultural del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), las Funciones relajadas se realizarán por primera vez en un museo, con actividades en el Laboratorio Arte Alameda (LAA).Experiencia sensorial en LAA es el título de la actividad que el equipo de mediación del recinto realizará el domingo 1 de marzo, de 11:00 a 14:00 horas, para conducir a los visitantes por un viaje en el tiempo con el uso de la imaginación.
La encargada de Servicios Educativos del LAA, María del Carmen Bastida Reyes, señaló que el objetivo de esta actividad, que se realiza por primera vez en un recinto museístico del INBAL, es convertirlo en un espacio inclusivo para visitantes con autismo.
Detalló que se trabajará la temática de un viaje en el tiempo a través de los sentidos. La entrada al museo será el portal hacia el pasado, cuando la gente vestía de forma diferente a como lo hacemos hoy y fabricaba en sus hogares la mayoría de sus objetos, con elementos provenientes de la tierra.
El atrio e interior del museo estarán divididos en estaciones en las que se realizarán diferentes actividades sin importar el orden y en las que podrán participar varios grupos pequeños a la vez. Cada ciclo tendrá una duración de entre 15 y 20 minutos, aproximadamente.
Luego de dar la bienvenida a los participantes, se les sellará su carnet a quienes ya han asistido a otras funciones relajadas de música, danza o teatro; para quienes asisten por primera vez se les otorgará un gafete.
El eje de la actividad será la exposición Actos de dios, de Pablo Vargas Lugo; la primera estación consistirá en ver un fragmento de uno de los videos y se hablará de las piedras que allí se encuentran, cómo están estructuradas, de dónde provienen y por qué las fórmulas que coloca el artista tienen que ver con los Evangelios.
Asimismo, en el resto de las estaciones se invitará a los participantes a entretejer unos hilos para reproducir el tapete microbiano que está en exhibición, armar un rompecabezas y palpar las semillas para sentir las diferentes texturas. Además, habrá una estación con cojines y sonidos relajantes para quien desee apartarse de la actividad.
El equipo de Mediación atenderá grupos de 10 personas que lleguen entre las 11:00 y 14:00 horas, cada 15 minutos. La entrada es gratuita, recomendada para público en general y personas con Trastorno del espectro autista (TEA).
María del Carmen Bastida comentó que con este proyecto el Laboratorio Arte Alameda se une al programa de Funciones relajadas del INBAL. “Será grato conocerlos, trabajar con ellos y sensibilizarnos”, dijo al referirse a las personas con TEA, condiciones de neurodesarrollo o relacionadas. “Que sepan que los museos son espacios inclusivos, abiertos para ellos”.