Por primera vez se celebra en México el 8 de octubre como el Día Nacional de la Prevención de Incendios

Nacional

Por primera vez en México, este sábado 8 de octubre se celebrará el día Nacional de la Prevención de Incendios, luego de que la Comisión de Gobernación y Población de la Cámara de Diputados, aprobó el proyecto de decreto correspondiente, promovido por el Consejo Nacional de Protección Contra Incendios (CONAPCI) y la Asociación Mexicana de Rociadores Automáticos Contra Incendios (AMRACI).

Por tal motivo, se contempla la realización de diversas actividades en el país para sensibilizar, concientizar y generar una cultura de prevención.

En la Ciudad de México, el acto central, se llevará a cabo en las instalaciones de Protección Civil de la Alcaldía Azcapotzalco, en donde se realizará la firma del convenio de colaboración en materia de prevención de incendios entre esa demarcación y el Consejo Nacional de Protección Contra Incendio (CONAPCI).

Se efectuará un evento de prevención de incendios y accidentes en el hogar con la participación de 50 niños de la demarcación y del comandante alegría de bomberos de Zapopan, así como una plática sobre la prevención de incendios en el hogar, uso y manejo de extintores para padres de familia de la demarcación.

Durante la celebración, se pondrá especial atención a la prevención de accidentes con fuego en el hogar, ya que es ahí, en las casas habitación, en donde se produce el mayor número de incendios urbanos, con el 55.6 por ciento del total, seguido, por comercios y usos mixtos de vivienda, con el 34.1, el 21.1 por ciento, respectivamente.

Los siniestros en casa-habitación, oficinas, escuelas, fábricas, etc., se deben a diversos factores como nuevos materiales en la construcción, mayor presencia de aparatos electrónicos y falta de instalaciones eléctricas adecuadas, seguido de accidentes involuntarios.

Además, el crecimiento demográfico demanda mayor infraestructura de servicios, lugares de entretenimiento, hospitales, hoteles, industria, lugares de mayor concentración pública; sin embargo, muy pocos de estos inmuebles cuentan con elementos de detección, alarma y extinción de incendios, pues no existe una reglamentación clara en la materia.

Los riesgos de fuego en lugares de concentración humana (escuelas, oficinas, centros comerciales, fábricas, etc.) se ven agravados por la falta de una cultura de prevención y desconocimiento de tecnologías que pueden minimizar las pérdidas de vidas humanas y bienes materiales.

De acuerdo con estudios de aseguradoras, los incendios son responsables del 31.2% de los desastres y ocasionan el 26.9% de la totalidad de la mortalidad asociada (humo, gases tóxicos, etc.).

En México, los incendios, a diferencia de los sismos y huracanes, se presentan con más frecuencia de lo que sabemos y sus impactos son mayores, solo que se presentan de manera aislada y no tienen un impacto mediático

Anualmente se registran más de 95 mil incendios urbanos y no urbanos, son 260 al día, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

En los últimos 10 años más de 6 mil personas fallecieron por exposición a fuego no controlado en construcción, por exposición de ignición de material altamente inflamable, explosiones o por contacto con líquidos calientes (bebidas y alimentos), siendo los grupos más vulnerables los más afectados, niños y adultos mayores.

Dejan además severas consecuencias para la víctima, para su familia y para la sociedad, que incluyen el costoso cuidado médico, el desempleo temporal o permanente y las secuelas físicas o mentales, que de acuerdo con la Fundación Michou & Mau equivale a medio millón de dólares la atención médica de un pequeño que sufre quemaduras.

Es por ello, que organizaciones de la sociedad civil, encabezados por los presidentes de CONAPCI, David Morales Reinosa y de AMRACI, Juan José Camacho Gómez y el director de ambos organismos, Víctor Espinola,  aplauden la aprobación por parte del Congreso mexicano de celebrar el 8 de octubre de cada año, como el Día Nacional de la Prevención de Incendios.