Principal Internacional Por los niños de Sudán del Sur, no dejaremos de luchar por...

Por los niños de Sudán del Sur, no dejaremos de luchar por la paz

164
Compartir

La vicesecretaria general de la ONU se encuentra en Sudán del Sur este martes, donde habló de madre a madre con mujeres desplazadas y les prometió que no renunciará a la esperanza de paz para esa nación.

Amina Mohammed encabezó una delegación en este país que devastado por la guerra y a punto de cumplir siete años de independencia. La delegación incluye a Bineta Diop, enviada especial de la Unión Africana sobre la Mujer, la Paz y la Seguridad, y Bience Gawanas, asesora especial del secretario general para África.

Las tres mujeres, que provienen de diferentes países del continente, se reunieron en un campamento de la ONU en la ciudad noroccidental de Wau con otras mujeres de Sudán del Sur afectadas por la violencia de género.

Allí, Mohammed compartió noticias de la reciente cumbre de la Unión Africana, que concluyó el lunes en Mauritania, donde los jefes de Estado hicieron un llamado a los líderes de sudsudaneses para que rindan cuentas por la paz. La ONU también está haciendo su parte.

“Desafortunadamente, hasta ahora hemos fallado, es la verdad. Todavía no hay paz en Sudán del Sur. Pero como madres, y por los niños, no nos daremos por vencidas, no renunciaremos a buscar la paz para Sudán del Sur “, dijo.

Sudán del Sur celebrará su séptimo año de independencia el 11 de julio. Pero desde 2013, el país más joven del mundo se ha visto consumido por combates que han matado a decenas de personas y han dejado desplazados a unos dos millones de ciudadanos dentro de sus fronteras y más de dos millones huyendo a países vecinos como refugiados.

La vicesecretaria ONU instó a las mujeres de Sudán del Sur a no abandonar sus sueños de paz.

“No deben estar cansadas. Deben tener esperanzas. Debemos encontrar formas de cerrar la brecha entre la tragedia de hoy y el sueño de mañana ” dijo.

Mohammed señaló que todas las mujeres presentes, incluida su delegación, a la que se refería como sus “hermanas”, eran madres, esposas o hijas. Del mismo modo, cada hombre que perpetra violencia contra ellos es un hijo, un hermano o un esposo.

Amina, madre de seis hijos, le recordó a su audiencia que todos los hombres provienen de mujeres, y ella los alentó a “sembrar la semilla del respeto por una mujer en el corazón de su hijo”.

Pero para abordar el problema actual de lograr la paz, subrayó la importancia de la presencia de las mujeres en la mesa de negociaciones.

“Por lo tanto, lucharemos por su derecho a que su voz esté donde se supone que debe estar”, afirmó.

La delegación estará hasta el miércoles en Sudán del Sur y luego partirá hacia Chad y Níger.