La dirigente nacional del PRD, Karen Quiroga Anguiano hizo un llamado a los integrantes del Poder Judicial que en los próximos días reciban amparos y recursos en contra del decreto publicado en materia de generación de energía eléctrica, con el fin de que en sus decisiones tomen en cuenta la libre competencia tanto en el mercado público como en el privado.Asimismo, confió en que el gobierno no ejerza presiones contra ningún impartidor de justicia y les permita resolver los casos en estricto apego al derecho y no en función de interés o fobias políticas.

En ese sentido, consideró que “las decisiones del ejecutivo son ilegales, ilógicas y retrógradas por lo que se espera una cascada de amparos en favor de las empresas afectadas”.

Por otro lado, dijo que lo más importante que se debe tomar en cuenta es que durante la producción se utilicen energías limpias, pues de lo contrario los problemas ambientales se multiplicarán.

Coincidió con especialistas en el sentido de que con el decreto de la Secretaría de Energía se acelera el cambio climático y se atenta contra los compromisos nacionales e internacionales asumidos por México respecto a la reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

De igual manera cierra el paso a las energías renovables, ofreciendo como alternativa la quema de combustóleo para generar electricidad.

En entrevista, Quiroga Anguiano lamentó que el Centro Nacional de Control de Energías (CENACE) haya suspendido pruebas operativas de 17 plantas eléctricas de energía renovable que atenta contra la certeza jurídica de los actos de gobierno.

Respecto al tema ambiental, la perredista advirtió que con las acciones de la Secretaría de Energía, México no llegará a la meta de cero emisiones en 2050 y provocará graves impactos en la salud de las personas al utilizar combustóleo, especialmente de las personas que viven en las termoeléctricas.

Reiteró que para el PRD la defensa del ambiente se mantiene como una de sus banderas, por lo que la generación de energías limpias y renovables se mantendrá en la agenda de prioridades.