POBO ‘TZU’ – NOCHE BLANCA, una lucha por desenterrar la memoria

Cultura

Gabriela Martínez

En 1982, la erupción del volcán Chichonal sepultó el poblado zoque de Esquipulas Guayabal, Chiapas. Más de 35 años después, los ejidatarios de Nuevo Guayabal rehacen sus vidas mientras el volcán y el pueblo sepultado acechan en la maleza.

De la mano de Trinidad, un poeta nacido el día de la erupción, el documental Pobo ‘Tzu’ – Noche Blanca, dirigido por Tania Ximena Ruiz y Yollotl Gómez Alvarado, retrata por medio de postales oníricas basadas en la cosmogonía del pueblo zoque, el esfuerzo de los pobladores por recuperar su viejo hogar.

El Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), tuvo la oportunidad de platicar con la realizadora Tania Ximena, quien nos contó sobre el proceso de realización del documental que recientemente obtuvo el Gran Premio del Jurado en la competencia Kaleidoscope en el Festival DOC NYC, y que llega a salas este 24 de noviembre.

FICM: ¿Cómo llegó la historia a ustedes, cómo fue que decidieron hacer un documental sobre este acontecimiento que sucedió hace muchísimos años?

Tania Ximena: Bueno, yo creo que es una historia que quería ser contada. Definitivamente quería ser desenterrada,  porque fue una serie de coincidencias y de azares que nos fueron mostrando que ese era el camino.

Yo llegué ahí en abril del 2014 con los vulcanólogos del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Ya sabía que existía el volcán del Chichonal, pero no conocía el enorme impacto que tuvo, tanto geológica como socialmente. Dos maestros rurales me contaron toda la historia, qué significaba para ellos el volcán. pues, según relatan, vieron una entidad que caminaba sobre él antes de la erupción y que fue un una premonición.

Eso fue abriendo la puerta a un universo enorme sobre la erupción del volcán regional. Fue gigantesca y sepultó muchas comunidades enteras, muchas historias. En ese momento ya estaba segura que eso tenía que ser contado y que sería el inicio de un camino muy largo.

Después, casualmente conocí a Román, también por una serie así de azares, y él fue quien nos adentró al mundo de Esquipulas, Guayabal. Él nos presentó con la asamblea y ahí conocimos a Trinidad. Al principio hicimos muchas entrevistas, fuimos a otros pueblos y conocimos a muchas más personas, pero decidimos contar el suceso desde la visión de ellos, desde la visión de Esquipulas Guayabal, que además está regresando al territorio de donde habían sido desplazados, no donde estaba su comunidad antes, ellos estaban reconstruyendo esta nueva comunidad en un nuevo asentamiento. Además, había mucha nostalgia por volver a ver el pueblo desenterrado; eso fue lo primero que nos mostraron cuando llegamos ahí con ellos.

FICM: Si bien es un documental, hay momentos en los que no se percibe como tal, ¿cómo fue que tomaron esas decisiones?

TX: Bueno, algo que era importante era mostrar el universo zoque, su cosmogonía. Siempre estuvo muy claro que no queríamos ver entrevistas a cámara, las talking heads, en parte porque hablar en lengua y conocer la cosmogonía era importante. Queríamos enfocamos en testimonios en torno al desentierro del pueblo.

Por otra parte están los poemas de Trinidad. Nosotros le editamos un libro de poemas en 2015 y esos poemas sirvieron de inspiración también para construir muchas imágenes y construir la base audiovisual. Y bueno, hay escenas que se decidieron hacer como el sol que está en el volcán, la cual es parte de los poemas de Trinidad, porque de ahí es de donde nace el mundo. Nosotros queríamos poder entrar a este universo, ver con el espectador este universo.

FICM: ¿Cómo se acercaron ustedes a la comunidad? ¿Se tuvieron que enfrentar algún problema para adentrarse y poder hacer la película?

TX: Román era parte de la asamblea, una persona muy respetada porque él formaba parte de la Academia de la Lengua Zoque y también fue un impulsor sobre la memoria, la cosmovisión y la tradición zoque. Él fue quien nos introdujo a la Asamblea de Esquipulas Guayabal y quien abrió esta conversación, íbamos de su mano. También fue quien nos presentó a Trinidad.

Un día Trinidad nos dijo «Yo los soñé. Soñé que tenían cámaras, que íbamos a hacer imágenes muy bellas». Luego nos invito a mi estudio y nos mostró estos manuscritos. Con él generamos una relación muy larga de amistad, con cada uno había una relación diferente.

Ellos hablan español, pero siempre les va a ser más fácil hablar en zoque. Entonces, durante las asambleas ellos hablaban en zoque. Cuando nosotros presentábamos hablábamos en español y si había dudas, quién nos ayudaba era Trinidad. Fue un proceso muy largo de compartir cosas con la comunidad, varios años de hacer pequeñas entrevistas, de contarles qué es lo que estábamos haciendo, de apoyarles en otros intereses que tenían, como hacer una cooperativa turística. Entre las comunidades en torno al volcán apoyamos en la realización de talleres sobre riesgo volcánico, por ejemplo.

FICM: ¿Cuánto tiempo les tomó realizar Pobo ‘Tzu’?

TX: Bueno, la primera vez que yo fui fue en el 2014, en abril, y la última filmación fue a finales del 2017. Fue todo investigación. Luego editamos, hicimos  pruebas, no volvimos a filmar hasta finales del 2019. Entonces, básicamente nos llevó todo ese tiempo hasta la fecha van siete años.

FICM: ¿Ya pudieron compartir el trabajo final con con la comunidad, con Trinidad?

TX: Sí, sí, claro. Trinidad fue la primera persona que la vio completa, porque él de hecho nos ayudó a revisar algunas cosas de traducción y bueno, había queríamos presentarla en enero para hacer el estreno allá dentro Esquipulas, Guayabal. Pero mientras yo estaba hablando para organizar todo esto, hubo un conflicto muy grande en la comunicad. Ellos ahora están desplazados, tienen un conflicto interno territorial y básicamente ellos no están en la zona, no están allí en Esquipulas, Guayabal ahorita y este tema ya va para un año. El conflicto fue a finales de noviembre, entonces no, no pude hacerlo en enero, durante la fiesta patronal, la fiesta del Cristo de Esquipulas.

La hemos mostrado poco a poco. Hicimos una presentación en Ticuna y luego logramos hacer una gira en la zona zoque para presentárselo a los demás, a los demás protagonistas. En abril también se presentó en el Congreso de la Academia de la Lengua Zoque, junto con otras películas de la zona. No se pudo hacer como queríamos, pero se ha ido presentando y se ha ido mostrando a cada uno de los que participaron.

Fuente: FICM