En sesión solemne del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Ministro Arturo Zaldívar, Presidente del Alto Tribunal y del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), tomó protesta a cinco jueces de Distrito, a quienes les entregó el distintivo y las credenciales correspondientes.

En el Salón de Plenos de la SCJN, el Ministro Eduardo Medina Mora afirmó que el rol de los jueces en el mantenimiento del Estado de derecho es crucial, pues al final algo queda muy claro: “Los jueces estamos obligados a hacer lo correcto”.

Al señalar que estamos frente a un reto colectivo y compartido, el Ministro Medina Mora puntualizó: “Debemos propiciar certeza y seguridad en aquellos ámbitos en donde existe incertidumbre y arbitrariedad”.

“La legitimidad del Poder Judicial de la Federación como narrativa institucional, se construye o cuestiona con cada sentencia que emitimos, sin importar la instancia, materia o circuito judicial de que se trate”, dijo el Ministro Medina Mora, ante el Pleno del CJF.

Manifestó que no se puede desconocer que nos encontramos ahora en una dinámica estatal y social de enormes cambios: “El estilo de litigio se ha modificado y el Poder Judicial enfrenta cada vez más temas novedosos relacionados con materias técnicas que requieren de conocimientos altamente especializados”.

Aseguró que responder a las expectativas de la sociedad ante este contexto requiere que los juzgadores realicen ajustes a su estilo de trabajo.

“No solamente debemos valorar textos jurídicos y el propósito buscado por éstos ni únicamente analizar precedentes jurisdiccionales o la historia de las instituciones jurídicas aplicables y el modo tradicional en que se han empleado, es indispensable que los jueces atendamos a un aspecto fundamental que en muchas ocasiones es pasado por alto, las consecuencias e impactos que generan nuestras resoluciones”, subrayó.

El Ministro Medina Mora precisó que las decisiones de los jueces deben ser razonables, pertinentes y accesibles a la sociedad a la que sirven.