La secretaria de la Comisión de Salud, diputada Carmen Medel Palma (Morena), presentó una iniciativa que reforma la Ley General para el Control del Tabaco, con el fin de prohibir los productos de nicotina y productos de tabaco novedosos y emergentes.

La propuesta precisa que está prohibido importar, exportar, publicitar, desarrollar, ensamblar o fabricar cualquier producto de nicotina, sus accesorios, componentes y sucedáneos, así como cualquier objeto que no sea un producto del tabaco convencional.

Establece que a quien por sí o a través de otra persona produzca, ensamble, fabrique, desarrolle productos de nicotina, sus accesorios y sus sucedáneos, se le aplicará una pena de uno a nueve años de prisión y multa equivalente de cien a mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización.

Además, la iniciativa indica que la Secretaría de Salud participará en las acciones que se realicen a fin de prevenir el comercio, distribución, venta, producción y fabricación ilícita de productos del tabaco, así como productos de nicotina, sus accesorios, componentes y sucedáneos: sustancia, que por tener propiedades parecidas a la de otra, puede reemplazarla.

Los Productos de Nicotina y Productos de Tabaco Novedosos y Emergentes: comprende a los Sistemas Electrónicos de Administración de Nicotina (SEAN); Sistemas Electrónicos Sin Nicotina (SESN) y Productos de Tabaco Calentado (PTC), así como los nuevos sistemas o que se desarrollen y comercialicen para el consumo de nicotina y similares, incluidos el dispositivo utilizado como sistema de calentamiento y los accesorios para su funcionamiento.

La diputada Medel Palma mencionó que en los últimos años se han comercializado productos emergentes de nicotina y tabaco que imitan la conducta de fumar, pero que además de generar afectaciones a la salud de la población captan a las generaciones más jóvenes.

Los cigarrillos electrónicos, explicó, son dispositivos que calientan un líquido, convirtiéndolo en un aerosol que el usuario inhala. El líquido generalmente contiene nicotina, saborizantes y otros aditivos.

Entre los principales riesgos asociados al empleo de estos dispositivos se encuentran: inflamación de las vías respiratorias, garganta y tos seca, infecciones virales y daños respiratorios. A largo plazo aumentan el riesgo de enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y afecciones cardiovasculares.

La diputada de Morena propuso actualizar la Ley General para el Control del Tabaco, mediante la inclusión de los compromisos y recomendaciones de cooperación internacional en materia de salud adoptados por México en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT-OMS).

La iniciativa que reforma los artículos 4; 12, fracción XI; 16, fracción VI; 34 y 57, y adicionan las fracciones XXVII y XXVIII del artículo 6º de la Ley General para el Control del Tabaco, se turnó a las comisiones unidas de Salud y la de Economía, Comercio y Competitividad.