Principal Nacional Plantean pedir a SHCP reorientar recursos para prevenir más incidentes por deslaves

Plantean pedir a SHCP reorientar recursos para prevenir más incidentes por deslaves

208
Compartir

En reunión con el regidor del ayuntamiento de Tijuana, para conocer sobre el impacto ocasionado por el desgajamiento en Lomas de Rubí, que afectó a más de cien familias y su situación actual, el presidente de la Comisión de Protección Civil, diputado Adán Pérez Utrera (MC), se pronunció por insistir a la SHCP reoriente recursos para prevenir más incidentes similares, porque, dijo, es la “única manera de salvar vidas y proteger a la sociedad”.
Informó que solicitarán al Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) un estudio regional, debido a que el área aún puede presentar movimientos de tierra.
Al regidor Luis Pérez Saucedo le solicitó dé a conocer si en la reglamentación municipal están los detalles para la expedición de licencias, y si se había detectado previamente este lugar como zona de riesgo.
“Debemos conocer si en el dictamen emitido por las autoridades respecto a este caso, ya se ha identificado a los responsables y si se fincó jurídicamente la reparación del daño, así como si el gobierno estatal ha intercedido”, sostuvo.
El diputado Enrique Rojas Orozco (PRI) preguntó para cuántos meses de renta alcanzan los 15 mil pesos que el municipio entregó como apoyo a cada una de las familias afectadas, y cómo se organizan para auxiliar a los hogares con estudiantes que necesitan trasladarse a sus centros educativos.
Por su parte, Silvino Reyes Tellez, diputado del PRI, cuestionó acerca de cuál es el planteamiento para el reacomodo de las familias afectadas.
También del PRI, la diputada Modesta Yolanda Pacheco Olivares consideró que esta problemática afecta a todos en la zona de Lomas de Rubí y no sólo a aquellas viviendas que presentan daños.
El regidor Pérez Saucedo explicó que los desgajamientos se debieron a causa de un desarrollo inmobiliario en 2017 de 454 viviendas, que llevaban un avance significativo en una extensión de 40 hectáreas.
“A principios de enero, cuando el desarrollo llega a las colindancias de la colonia Lomas de Rubí, en donde existen cañadas y laderas, identificada como zona de riesgo, se presentan estos deslizamientos”, subrayó.
Relató que día con día se clasificaron las viviendas que presentaban riesgos o daños, pues más que desgajamiento hubo hundimientos verticales a causa de cuevas, túneles o cavernas que habían debajo de ellas; además, se recomendó a la empresa inmobiliaria hacer un muro de tierra de cuatro metros de altura para contener los deslizamientos.
Al día de hoy se monitorea de forma permanente la zona y el gobierno municipal apoyó con 15 mil pesos a cada una de las 90 familias que ahí residían con el pago de renta, pues no eran propietarias, precisó.