El diputado Éctor Jaime Ramírez Barba (PAN) pidió que los 2 mil millones de pesos confiscados del crimen organizado por la Fiscalía General de la República (FGR) y otorgados al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep) se destine al sector salud, sobre todo por una posible presencia en México de coronavirus.

“No se equivoque Presidente, el sector salud requiere hoy el cheque de dos mil millones de pesos de la Fiscalía General de la República; no será con anuncios propagandísticos como se resolverán las epidemias, ni mucho menos se hace medicina preventiva”, aseguró el diputado en conferencia de prensa junto a integrantes de su bancada.

El diputado señaló que al Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica, que es subalterno de manera técnica a la Dirección General de Epidemiologia de la Secretaría de Salud, se le disminuyó en 124 millones de pesos su presupuesto para gastos de operación, otorgándole sólo 75 millones de pesos.

Aseguró que se necesitaría dinero para transferir tecnología a los institutos estatales de salud pública en el camino de fortalecer el sistema de vigilancia epidemiológica del país.

Respecto de los medicamentos antivirales para atacar el coronavirus, subrayó que con parte de los 2 mil millones de pesos “podríamos tener la posibilidad de adquirir una reserva para el Sistema Nacional de Salud”.

En específico, agregó, como el de Tailandia, una combinación de antirretrovirales que ya demostró ser útil para este padecimiento.

Ramírez Barba consideró que este dinero, producto de un decomiso que realizó la FGR, no alcanzarían para satisfacer la demanda de camas de terapia intensiva, ni para capacitar al personal asignado al sistema de salud, sin embargo, podría abonar si en México se presenta una emergencia.