Pide GPPRI Reformas a la Constitución para garantizar apoyo a madres o padres solteros de comunidades indígenas o afromexicanas

Política
  • La brecha de desigualdad persiste y la falta de oportunidades y recursos limita el desarrollo integral de sus habitantes: Cecilia Sánchez García. 
  • “Estamos ante una oportunidad histórica de garantizar un futuro más justo para miles de familias mexicanas relegadas durante mucho tiempo”, aseguró. 

Senadoras y senadores del Grupo Parlamentario del PRI presentaron una iniciativa de reformas a la Constitución para apoyar a madres o padres solteros de comunidades indígenas o afromexicanas. 

La senadora Cecilia Sánchez García presentó dicha iniciativa, cuyo propósito está encaminado a garantizar apoyo económico a las madres y padres solteros con hasta dos hijos que se encuentren en condiciones de pobreza o pobreza extrema, y que pertenezcan a comunidades indígenas o afrodescendientes en nuestro país. 

Dijo que hoy la brecha de desigualdad persiste en las comunidades indígenas y afromexicanas, donde la falta de oportunidad y recursos limita el desarrollo integral de sus habitantes. 

En este contexto, precisó, las madres y padres solteros enfrentan una carga aún más pesada, asumiendo roles duales, luchando contra obstáculos adicionales para garantizar el sustento y la educación de sus hijos. 

De lo que se trata, añadió, es abordar la realidad que ha sido ignorada por mucho tiempo, el abandono histórico de las comunidades indígenas y afromexicanas, en particular de las madres y padres solteros que luchan incansablemente por el bienestar de sus familias en condiciones desfavorables. 

Señaló, asimismo. que esta propuesta trasciende cualquier consideración política o partidista. “Estamos ante una oportunidad histórica de corregir desigualdades arraigadas y garantizar un futuro más justo para miles de familias mexicanas que han sido relegadas durante demasiado tiempo”. 

Y agregó que este apoyo no solo proporcionará un alivio financiero necesario, sino también reconocerá y valorará el trabajo incansable de quienes se enfrentan estos desafíos diarios y únicos que es la crianza de sus hijos. Este apoyo no solo es una medida de justicia social, sino también una inversión en el futuro de nuestro país, brindar oportunidades equitativas a estas familias estamos fortaleciendo el tejido social y contribuyendo al desarrollo sostenible de nuestras comunidades más marginadas, concluyó. 

Aclaró que esta iniciativa no debe limitarse únicamente al aspecto económico, “también es imperativo que se acompañen de políticas integrales que promuevan la educación, la inclusión del acceso a servicios básicos de calidad de todas las familias indígenas y afromexicanas. Hoy, en este recinto de la democracia, tenemos la oportunidad de rectificar ese abandono histórico a través de las comunidades y sus necesidades”, puntualizó.