Petróleo baja a mínimos de 90 dólares

Finanzas
  • Por qué aún no llega a las gasolinas.

Las bolsas de Europa iban al alza hoy, al momento de abrir los mercados en Estados Unidos. El índice FTSE 100 subía 0.16%, el DAX ganaba 0.74%, el Euro Stoxx 50 subía 0.59%, el CAC 40, 0.64%. El IBEX 35 ganaba 0.25%, de acuerdo con datos de la plataforma de inversión multiactivos eToro.

En Estados Unidos, las bolsas abrieron mixtas, y se mueven en altibajos, con el Dow Jones y el S&P500 en terreno positivo y negativo y el Nasdaq subiendo 0.23% en los primeros 20 minutos de sesiones.

En medio de las “prácticas” con municiones reales que China lleva a cabo enfrente de Taiwan, la noticia es la caída en los precios del petróleo acontecida en la tarde del miércoles, al conocerse un inesperado incremento en los inventarios de crudo en EE.UU. y un muy modesto aumento en la producción (100,000 barriles diarios) por parte de la OPEP+.

El precio del WTI bajó hasta los 90 dólares, y esta mañana se mueve en un rango entre los 92 y los 90 dólares por barril.

El Banco de Inglaterra se unió al club de países que suben sus tasas agresivamente, al anunciar un incremento de 50 puntos base en su tasa base, con la intención de combatir una inflación que podría llegar a niveles de 13% en el último trimestre del año, aun cuando se anuncia un recesión leve en este país en los próximos meses.

En Estados Unidos, las solicitudes semanales de compensación por desempleo subieron a 260,000, un poco más de lo esperado, y alimentando la búsqueda de signos de enfriamiento en la economía.

Los consumidores no sienten los beneficios de los precios más bajos del petróleo, por ahora –

Los precios del crudo Brent han caído desde los picos recientes de 120 dólares, a medida que la perspectiva de la demanda se ha oscurecido, con el aumento de los temores de recesión y una mayor oferta llegando al mercado de la OPEP y las ventas de reservas de petróleo de EE. UU.

Esto está ayudando a aliviar los temores de inflación, sin embargo, los cuellos de botella de refinación impiden que este beneficio se transfiera completamente al consumidor, lo que amortigua su impacto.

El llamado “crack spread” entre los precios del petróleo crudo y la gasolina ha aumentado gracias a los recortes en las exportaciones de gasolina de Rusia, los controles de exportación de China y una amplia escasez de capacidad de refinación mundial causada por una recuperación de la demanda tras la crisis de Covid-19. Esto debería disminuir fundamentalmente a medida que la demanda se modera lentamente, sin embargo, existe un potencial comodín en juego, con pronósticos de una temporada de huracanes en EE. UU. por encima del promedio y la mitad de la capacidad de refinación de EE. UU. expuesta en la costa del golfo.