Con un respetuoso llamado a exigir y lograr un organismo electoral confiable, eficiente, austero, honesto y fiscalizable, la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, firmó hoy un Convenio de Colaboración para reforzar el combate a la corrupción con el titular del Órgano Interno de Control del Instituto Nacional Electoral (INE), Jesús George Zamora.
Tras destacar el oneroso costo de las elecciones en México y la resistencia de algunas autoridades electorales a abandonar privilegios y seguir los principios de austeridad que rigen la política económica, la secretaria Sandoval Ballesteros advirtió que con este convenio se coordinará e intercambiará información en materia de fiscalización y control de recursos públicos para prevenir corrupción y faltas administrativas en ambas instituciones.
El propósito, aseveró, es incrementar la calidad, fortalecimiento y profesionalización del personal adscrito a cada una de las dependencias, por lo que se fomentará la capacitación en la prevención, detección, sanción de responsabilidades administrativas y hechos de corrupción, así como en la fiscalización y control de recursos públicos.
Refirió que las fallas en el funcionamiento del sistema electoral mexicano es una de las denuncias más antiguas de la sociedad mexicana; las elecciones en México son muy caras y el combate a las prácticas ilegales en torno a las mismas es una tarea pendiente. “Nuestro país requiere un organismo electoral confiable, eficiente, austero y con autoridades honestas”, manifestó.
Expuso que los datos arrojan que México es el país con la democracia más onerosa, pues mientras en México un voto cuesta alrededor de 25 dólares, en países como Francia cuesta 1.88 dólares.
Por otra parte, expuso que mientras el Ejecutivo Federal ha puesto el ejemplo disminuyendo los sueldos de altos funcionarios y eliminando los seguros de gastos médicos y el seguro de separación, las autoridades electorales siguen contando con ellos.
Consideró que es importante que en materia de transparencia se adopten las buenas prácticas del gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, para que las autoridades electorales transparenten su patrimonio y se utilicen los nuevos formatos de Declaración Patrimonial y de Intereses recientemente aprobados en el SNA, que permitirán observar de manera adecuada la evolución patrimonial de los servidores públicos y detectar los posibles conflictos de interés.
La Secretaría de la Función Pública pondrá a disposición los sistemas electrónicos que ha desarrollado para que puedan ser utilizados por otros entes públicos en los distintos órdenes de gobierno y facilitar la integración y conexión a la Plataforma Digital Nacional. “Por ello, el convenio que hoy firmamos facilitará que la información que genere y capture el Órgano Interno de Control del INE en sus sistemas electrónicos se integren e interconecten a la Plataforma Digital Nacional”, dijo.
Además, a través de sus direcciones generales de Evolución Patrimonial y de Tecnologías de la Información, la Función Pública trabaja en la creación del Sistema Integral de Evolución Patrimonial (SIEP), que se encuentra en fase de desarrollo y que permitirá realizar minería de datos, estandarizar, preservar y compartir información, con el fin de generar reportes de la evolución patrimonial de los servidores públicos sujetos a investigación.
Por su parte, el titular del Órgano Interno de Control del INE, Jesús George Zamora, afirmó que el convenio permitirá afrontar el combate a la corrupción, puesto que no hay barreras entre los entes autónomos y los de la Administración Pública Federal para lograr una de las finalidades del Estado mexicano, que es combatir la corrupción.
Estimó que al estrechar la colaboración con la Secretaría de la Función Pública se esperan resultados rápidos y tangibles, y consideró necesario reconocer errores cometidos en la lucha contra la corrupción, ser autocríticos en la construcción del nuevo modelo anticorrupción.
La firma de este y otros instrumentos suscritos con diversas instituciones nacionales son el reflejo de que el gobierno federal camina hacia una verdadera coordinación entre las instancias anticorrupción.