La Asociación de Internet MX, en su calidad de proveedores de conocimiento sobre la industria de Internet en México, expresa su preocupación ante la propuesta de bloquear el acceso de los usuarios mexicanos de Internet a los proveedores de servicios digitales residentes en el extranjero.

Y es que en los últimos años el internet se ha vuelto una pieza imprescindible para los mexicanos, comparándose incluso con servicios como el agua o la electricidad. No sólo ha cambiado la manera en la que compramos, trabajamos y nos comunicamos, sino que también ha transformado cómo obtenemos educación, la manera en la que nos involucramos en la política o identificamos comunidades con las que compartamos intereses en común.

Así que la propuesta, planteada en el paquete económico 2021 y que se pretende establecer en los artículos 18-H BIS, TER, QUATER, QUINTUS de la Ley del Impuesto al Valor Agregado (LIVA), en el artículo 113-D de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR), y en el artículo 90-A del Código Fiscal de la Federación, traería consecuencias negativas para los usuarios y para el desarrollo de internet en el país. Por lo que esta decisión debe ser analizada tomando en cuenta la Constitución, la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, los compromisos adquiridos bajo el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) ya que dada la naturaleza de la sanción administrativa y las complejidades técnicas que la propuesta conlleva para su implementación, puede traer efectos negativos para la industria y consecuencias no previstas sobre el ecosistema de Internet en México.

Dicha propuesta, cuyo objetivo es asegurar un mecanismo eficaz para la recaudación de IVA e ISR por parte de los proveedores de servicios digitales, resulta inviable o ineficaz para el ecosistema digital y atenta contra la libertad de expresión y la naturaleza abierta de Internet. En este sentido, y ante la compleja situación que enfrentamos por la pandemia, la cual incluso reveló el fuerte rezago digital que enfrenta nuestro país este tipo de medidas excesivas ponen en una situación de total vulnerabilidad a los usuarios mexicanos.

En caso de que esta propuesta siguiera adelante, la accesibilidad de internet y su naturaleza global se verán afectadas, lo cual tendría un impacto considerable a largo plazo en la capacidad de innovación, la infraestructura y los principios básicos de libertad, apertura y neutralidad bajos los cuales se diseñó y permitió el desarrollo de Internet.

Si bien coincidimos con el objetivo de la propuesta, en cuanto a coadyuvar a incrementar la recaudación, las acciones que esta sanción administrativa conllevan podrían tener un efecto devastador para las relaciones proveedor-usuario que las empresas tecnológicas han tenido a lo largo de los años en México, así como la información y contenido a los cuales todo usuario en Internet tiene acceso.

Puntualmente, y en adición al tema de la sanción ya mencionada, como conglomerado de empresas del sector y marco de referencia de las tendencias y conocimiento que se genera a nivel nacional, consideramos que existen ciertos apartados de la propuesta que deben tomarse en cuenta, ya que pueden resultar los más afectados. Entre ellos mencionamos:

  • Complicaciones Técnicas del Bloqueo Temporal: es necesario considerar la inoperabilidad del procedimiento, la inefectividad de esta medida que no contribuye al objetivo recaudatorio y por el contrario funciona en detrimento de la economía digital, así como los efectos colaterales que puede traer como el impacto en la reputación para los proveedores de servicios digitales.
  • Potenciales violaciones al T-MEC: entre las cuales se menciona el garantizar libre flujo de datos entre los países firmantes, además de la integración económica y técnica de
  • Temas de implementación y operación de varios aspectos de las leyes fiscales y así habilitar el cumplimiento de plataformas
  • El porcentaje de retención propuesto de 2.4% para comercio electrónico, afectará de manera significativa a los pequeños comerciantes. Con el sólido propósito de contribuir en el desarrollo económico del país y el de las pequeñas empresas, proponemos una tasa de retención del 1%.

Por todo lo anterior, y por un consenso de los miembros de la Asociación de Internet MX sugerimos respetuosamente como parte fundamental eliminar esta sanción del proyecto de dictamen a aprobarse; de igual forma aplazar la entrada en vigor de la reforma al último párrafo, inciso a, de la fracción II del artículo 18-J de la LIVA, con el fin de otorgar mayor espacio a las plataformas de intermediación en el cumplimiento del mismo. Las plataformas tecnológicas requieren de tiempo para realizar todos los ajustes necesarios en los sistemas internos una vez que se publiquen las nuevas reglas fiscales.

Respetuosamente exhortamos a que el Paquete Económico 2021 se traduzca administrativamente a procedimientos más simples, que no generen cargas excesivas y que faciliten a las empresas el reporte de retenciones efectuadas a las personas físicas con actividad empresarial que enajenen bienes o que presten servicios a través de internet mediante aplicaciones.

Durante muchos años, la industria del internet ha trabajado para lograr que cada vez mayores núcleos poblacionales puedan acceder a los beneficios de esta red global. El acceso a información, a educación, a servicios financieros, entre otros ha generado beneficios positivos a los mexicanos.

La Asociación de Internet MX es una asociación civil, sin fines de lucro, que desde 1999 representa a las empresas más relevantes de la industria de internet para orientar sus intereses hacia el desarrollo libre, responsable y seguro del mismo, generando así un impacto positivo en la sociedad. Actualmente, la asociación cuenta con más de 200 afiliados, entre los cuales se encuentran tanto MIPyMES como corporativas transnacionales de diversas actividades en línea, como lo son: instituciones educativas; comercios electrónicos; proveedores de servicios de internet, contenido y telecomunicaciones; agencias de viajes; aerolíneas; hospedaje; tiendas departamentales y de autoservicio; bancos, entre otros.