Ante los hechos sucedidos en el Colegio Cervantes de Torreón donde un alumno de 11 años abrió fuego contra sus compañeros y maestras, circula en redes sociales un documento que pudo haber evitado esta situación.

Este texto con fecha del 4 de octubre del 2019 señala que se convocó a  una reunión con los padres de familia para contarles sobre el programa  “Mochila Sana y Segura” en el que pleneaban revisar las mochilas de los  alumnos, situación ante la cual los adultos mostraron descontento  argumentando que ellos mismos revisaban lo que llevaban sus hijos y que  las condiciones de la escuela no ameritaban estas medidas.

Hoy a 3 meses de esta reunión y con la tragedia frente a sus ojos, se debería hacer énfasis en estos programas para evitar situaciones que alteren a la comunidad.