PACHUCA DE SOTO, Hgo. – A unas semanas de que finalice el 2020, la Orquesta sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) continúa su segunda temporada de conciertos virtuales, en esta ocasión interpretó piezas de Ludwig Van Beethoven, Antonio Vivaldi, además de la participación especial de la compositora mexicana Alma Sira Contreras, con su obra “El Valle de la Esperanza”, acompañada de un profundo monólogo.

El octavo concierto titulado “Música de cámara, sensaciones y sentimientos” comenzó con “Dúo para clarinete y fagot WoO 27” de Ludwig Van Beethoven, a cargo de Javier Cruz Mónico en el clarinete y Julián García Sánchez en el Fagot, cuya ejecución fue un juego hábil de notas predilectas de la música de cámara.

Durante la noche se interpretó el primer movimiento de “Cuarteto para cuerdas No.2 en re mayor”, del compositor ruso Alexander Borodin, obra ejecutada por Christopher Martín del Campo y Alejandro Ramírez en los violines, Xiuhnel Valdivia Morales en violoncelo y Raúl Hazael Murillo Cacho en la viola. Esta pieza surgió en unas vacaciones de verano de 1881, misma que fue dedicada a la esposa del autor como regalo de aniversario por 20 años de matrimonio.

Argentina se hizo presente con “Primavera Porteña”, trabajo de Astor Piazzolla, tocada por Dafne Adriana Sabás Mandieta en el Oboe, María de los Ángeles Melo Lagunes y Jennifer Gabriela Palomera Hernández en el violín, así como Cesar Rosales con el violoncelo y Julia Elizabeth Ortega González en la viola.

Alma Sira Contreras presentó por primera vez “El Valle de la Esperanza” y a través de un video explicó el contenido de su trabajo. “Es la historia de la cultura purépecha centrada en un niño príncipe, quien en su corazón lleno de virtud y amor simboliza el espíritu elevado de una raza destinada a la mayor realización humana: el hombre formal o el hombre sabio conocedor de su entorno, cuya fuerza ante la imperfección del ego se basa en la luz de la esperanza”.

Los músicos que interpretaron “El Valle de la Esperanza” fueron José Esteban Gonzales Espíritu e Iván Lenin Toledo Barragon en el violín, Mylene Alvarez Moreno en el violoncelo, además de la participación especial de Yetlanezi Mendoza Jänsch en la viola.

El concierto finalizó con el primer movimiento de “Cuarteto para cuerdas No.1 en G mayor Op.77” de Joseph Haydn, ejecutada por Rubén Abraham Torres Camacho y Moisés Ali Torres Camacho en el violín, Alejandro Ramírez Poceros en la viola, y Paloma Infante Vargas en violoncelo.