Ostras y ostiones, fuente de vitaminas y minerales que está disponible para su consumo la mayor parte del año

En México se cultivan diversos tipos como ostión americano, ostión de mangle, ostión japonés, ostión de roca, ostión de placer y ostión Kumamoto, informó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

​De acuerdo con su comercialización, el 96.2 por ciento es para consumo humano directo, 1.13 por ciento es para consumo humano indirecto, mientras que el 2.60 por ciento es para uso industrial.

Las ostras, ostiones y almejas son muy aceptados por los consumidores mexicanos por su agradable sabor al paladar, apariencia, propiedades nutricionales y están disponibles para su consumo en el país la mayor parte del año, gracias a la acuacultura, resaltó la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural.

A través de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), la dependencia federal explicó que las ostras provienen de la familia ostreidae, género ostrea, su concha es casi circular y desigual, respiran usando branquias y la capa externa que las cubre.

Estas especies marinas forman grandes bancos en las zonas de marea de aguas saladas templadas, a una profundidad de más de 30 metros. En México se cultivan diversos tipos de estos moluscos como ostión americano, ostión de mangle, ostión japonés, ostión de roca, ostión de placer y ostión Kumamoto.

De acuerdo con su comercialización, el 96.2 por ciento es para consumo humano directo, 1.13 por ciento es para consumo humano indirecto, mientras que el 2.60 por ciento es para uso industrial. Estas especies son consumidas en todo el país, dependiendo la temporada de veda de cada especie.

Entre sus propiedades nutricionales, cien gramos de ostión (Argopecten purpuratus) contienen una cantidad interesante de ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA); y los contenidos de grasas, carbohidratos y colesterol son bajos. Además, son fuente de vitamina B12 y minerales, entre otros beneficios.

Agricultura detalló que el ostión americano proviene de granjas de cultivo en Tabasco y Veracruz, su tamaño varía entre siete y 16 centímetros de largo y las mejores temporadas para comerlo van de junio a agosto, y de noviembre a marzo.

El ostión de mangle es de tipo silvestre, se recolecta sobre todo en la zona de manglares de la Península de Yucatán; puede llegar hasta los 15 centímetros de largo y está disponible de junio a agosto y de noviembre a marzo.

Para el ostión japonés, diciembre a junio es la época perfecta para disfrutar de esta especie también conocida como ostión gigante, ya que puede alcanzar 25 centímetros, posee un sabor más fuerte que el resto de las variedades y se produce a lo largo del Golfo de California hasta Nayarit.

El ostión roca es oriundo de las costas del Pacífico, desde Sinaloa hasta Chiapas, su nombre se debe a que se encuentra adherido a rocas donde rompe el oleaje. Recolectado manualmente por buceo, está disponible desde principios de diciembre hasta inicios de mayo.

El cultivo del ostión de placer se introdujo en Nayarit a finales de la década de 1970 y de ahí se extendió hacia el litoral del Golfo de California y Sinaloa; es uno de los de mayor consumo a nivel nacional y su temporada óptima va de diciembre a junio.

El ostión Kumamoto, de origen japonés, se cultiva particularmente en la región del Golfo de California; de tamaño pequeño -cinco centímetros en promedio-, carne firme y delicado sabor, y se puede encontrar de diciembre a junio.

Las personas que se dedican a esta actividad deben realizar los trámites correspondientes ante la Dirección General de Ordenamiento Pesquero y Acuícola de la Conapesca, como son permisos para la Acuacultura de Fomento y concesiones para la Acuacultura Comercial.

La producción de ostión ha superado 11 mil toneladas en lo que va del año, toda vez que esta pesquería se desarrolla de forma óptima en zonas de aprovechamiento del litoral mexicano del Océano Pacífico y sistemas lagunares de Tabasco, en beneficio de los productores.