Al inaugurar el foro ¿Y tú sabes qué es la hipersexualización infantil?, la diputada Janet Melanie Murillo Chávez (PAN) destacó la importancia de este tema, ya que está relacionado con conductas que aceleran el desarrollo de la niñez, específicamente en su sexualidad, lo cual puede desencadenar embarazos a temprana edad.

La legisladora, integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, afirmó que la hipersexualización infantil es un tema que se vive todos los días, pero no ha sido visualizado y la sociedad demanda su regulación.

Por ello, convocó a los diputados a legislar en este tema. “Tenemos que tomar especial atención en virtud de ser la legislatura de la paridad y empezar desde la primera infancia, con los niños”.

El foro tiene como objetivo generar un espacio de análisis y reflexión para proteger a las niñas y niños, con respeto a su sexualidad en torno a las etapas de crecimiento, sus implicaciones, retos y desafíos, lo que contribuirá a promover iniciativas colectivas, comunitarias y de la sociedad civil para la prevención de un acelerado desarrollo sexual.

En su turno, el diputado Marco Antonio González Reyes (Morena), secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, precisó que la hipersexualidad es la tendencia a enfatizar el valor sexual de la persona por encima de cualquier otra definición propia.

Mencionó que resulta cotidiano que adultos, sociedad y medios de comunicación asuman patrones y valores con enorme carga sexual, los cuales se pueden observar en los programas televisivos a los que son expuestos niñas y niños, la música que escuchan, “asumiendo estos patrones y valores como la normalidad que deben vivir los infantes”.

Enfatizó que la hipersexualidad se convierte en factor de riesgo con una amplia relación en embarazos a temprana edad, abuso sexual, adquisición errónea de la sexualidad, entre otras cosas. Por ello, se pronunció por generar una línea de trabajo legislativo en este tema.

La diputada Lourdes Celenia Contreras González (MC), integrante de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, señaló que la hipersexualización es un fenómeno social grave y de consecuencias negativas. Avances tecnológicos y uso inadecuado de la tecnología, computadoras, tabletas y celulares, sin supervisión de los padres, brindan acceso fácil e inmediato a imágenes y videos con referencia sexual.

La secretaria de la Comisión de Derechos de la Niñez y Adolescencia, María de los Ángeles Gutiérrez Valdez (PAN) señaló que se debe respetar el proceso natural y gradual del crecimiento de toda la niñez, “claro que se les debe estimular ámbitos como el físico, el intelectual, el social, pero el juego es la vía de aprendizaje”. Asimismo, agregó, no se debe satanizar a las nuevas tecnologías, sólo se tendrá que vigilar que sean usadas responsablemente.

Su compañero de bancada, Carlos Alberto Valenzuela González, consideró necesario concientizar a la ciudadanía para que en conjunto se vele por interés superior de la niñez y propuso que este foro sea replicado en las entidades del país “porque no podemos permitir que se siga esta hipersexualidad de la niñez”.

El también panista, diputado Sergio Fernando Ascencio Barba, añadió que este foro debe ser impartido en las escuelas de educación básica, a fin de que la niñez conozca cómo proteger sus derechos.

La directora general del Centro de Estudios para el Logro de la Igualdad de Género (CELIG) de la Cámara de Diputados, Aurora Aguilar Rodríguez, señaló que  cuando se hipersexualiza a un niño se le quita la posibilidad de aprender a través de sus sentidos y hacer del aprendizaje algo que lo haga valioso, porque entonces los sentidos se convierten en algo lastimero y maligno.

Consideró que se debe encontrar una alternativa tecnológica que ayude a evitar que la niñez sea hipersexualizada, ya que esto la expone, ridiculiza y asesina su autoestima.

Refirió que anualmente 12 mil niñas menores de 15 años se convierten en mamás.  “México tiene alma muy oscura, triste y mala porque ninguna niña de once años debería ser sexy; eso está mal, ningún niño debe estar expuesto a imágenes sexuales porque no está preparado para ello. Se debe regresar a los límites, pues esto los hace fuerte de espíritu y tolerante a la frustración y saber que el amor a uno mismo es primordial”.

La directora de la Fundación Centro Nacional para el Desarrollo Infantil y  Juvenil AC, Carolina López Alvarado, afirmó que los niños quieren que sus padres vean, reconozcan y dediquen tiempo. Un niño requiere ser valorado por sus padres porque “si tú me ves, yo existo”.

Subrayó que durante los primeros 10 años un niño forma su autoestima, identidad y confianza ante el mundo, por lo que si los padres no los ven, esta necesidad la cubrirá la sociedad y será aprendida en televisión, internet o redes sociales. Advirtió que actividades significativas en las redes sociales pueden ocasionar abuso sexual, embarazo temprano, trata, comercio sexual infantil o sexting.

Del Centro Multidisciplinario para la Educación y el Desarrollo Psicológico, AC, Diana Alexandra López Valdés enfatizó que los niños que están expuestos a imágenes sexualizadas tienen afectaciones en la memoria inmediata, propensión a conductas de riesgo e iniciar una vida sexual a temprana edad, lo que conlleva a embarazo infantil o adolescente, entre otras consecuencias.

Por ello, consideró necesario disminuir la exposición de los niños a los medios de comunicación y regular el tiempo que les dedican, observar qué aplicaciones digitales usan y qué contenidos ven, brindar una adecuada educación sobre la sexualidad y enseñarles el autocuidado.

La psicóloga Silvia Olmedo subrayó que los medios de comunicación muestran imágenes, canciones y mensajes que pueden ser no adecuados para un infante, ya que abarcan temas que un niño no está preparado para asimilar y les pueden causar traumas. “Tenemos que reflexionar, como sociedad, cómo podemos cuidar a nuestros niños y adolescentes de una exposición temprana, errónea y manipulada a un ámbito tan importante como es la sexualidad”.

Consideró que se debe hablar con niños sobre la sexualidad y que crezcan de una manera sana, así como educar a los padres para que conozcan las redes sociales y el contenido al que acceden los menores, y qué se debe hacer para controlar al hijo para que no se meta en ciertas páginas web.

Elva Mariana Rojas Villanueva, jefa del Programa Guardianes en Afectividad y Sexualidad, AC, advirtió que las niñas y niños comienzan a autosexulizarse porque es lo que ven todo el tiempo en los programas de televisión, caricaturas, ropa, pornografía en los puestos de periódicos y escuchan en la música.

Autosexulizarse, dijo, también ocasiona trastornos en la alimentación, depresión, ansiedad, y fomenta estereotipos de género.  Estimó que si se permite que las niñas, niños y adolescentes se autocosifiquen, se tendrán generaciones complicadas con dificultades de reconocimiento, autoconcepto y autoestima, que son factores de riesgo personales.

Marta Vegas Sala, gerente de negocio responsable en Telefonía México, sostuvo que 47 por ciento de los niños padece nomofobia, que es el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil, mientras que el promedio nacional del cyberbullying es de 24.5 por ciento. Las entidades donde este fenómeno sucede con mayor frecuencia son Aguascalientes, Estado de México, Quintana Roo y Guanajuato.

Añadió que otro flagelo a los que la niñez se enfrenta es el sexting, pues sólo en el mes de diciembre de 2018 se bloquearon 26 mil páginas con pornografía infantil, por lo que recomendó que los padres expliquen a los hijos cómo hacer uso responsable de la tecnología.

Indicó que el trabajo en la prevención es primordial, ya que dos de cada cinco casos de trata de personas se realizaron a través de las redes sociales. Sin embargo, aseguró que el Internet, también es espacio de apoyo y asesorías en diversos temas y la manera de acercar a las personas que se encuentran lejos. “Todo usado con responsabilidad es bueno, hay que volver a lo básico, a los principios y valores impartidos por el núcleo de la sociedad: la familia”.