Organizan el INFO CDMX, el Frente Nacional por la Sororidad y la UNAM, el Taller Nacional Ley Olimpia. el movimiento y sus reformas a tres años de su aprobación

Metrópoli
  • A lo largo de tres días personas expertas analizaron y debatieron sobre la Ley Olimpia, señaló el Comisionado Presidente del INFO CDMX, Arístides Rodrigo Guerrero García.
  • Imparte Conferencia Magistral Olimpia Coral Melo Cruz, sobre el camino recorrido y los retos que enfrentan las mujeres para hacer valer su derecho a una vida libre de violencia en los entornos digitales.

Con el objetivo de analizar el camino recorrido por la Ley Olimpia a tres años de su publicación y los retos que enfrentan las mujeres para erradicar la violencia digital, el Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFO CDMX), en coordinación con el Frente Nacional para la Sororidad y la Facultad de Derecho de la UNAM, llevaron a cabo el Taller Nacional. Ley Olimpia, el movimiento y sus reformas a tres años de su aprobación.

En un breve mensaje inicial, previo a la Conferencia Magistral que impartió la activista Olimpia Coral al cierre del Taller, el Comisionado Presidente del INFO CDMX, Arístides Rodrigo Guerrero García, destacó que durante tres años se han llevado a cabo este tipo de talleres, que han permitido dar seguimiento a la aplicación de la Ley Olimpia, tanto a nivel nacional como internacional; muestra de ello -dijo-, es que en Argentina, a principios de esta semana, entró en vigor una ley que lleva el nombre de la activista mexicana y que busca proteger a las mujeres y niñas argentinas de la violencia digital.

Teniendo como escenario el Auditorio “Alonso Lujambio”, del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), Olimpia Coral señaló, al referirse a Ley Olimpia, que no solamente se trata de tener una norma o de tipificar un delito en el Código Penal, sino de darle vigencia, de materializarlo y de entender que la Ley Olimpia es un movimiento que busca generar espacios seguros en el mundo digital permeado por la IA, tecnología que ha dado lugar a fenómenos como las deepfakes que violentan la intimidad de las mujeres y niñas, cuyos rostros y cuerpos son modificados con fines sexuales.

Olimpia Coral recordó que recientemente alumnas del IPN hicieron público los hechos de Violencia Sexual Digital por parte del estudiante Diego “N”, quien tenía en su poder fotografías alteradas sexualmente con el uso de IA, mismas que vendía en grupos de telegram. El día de hoy, anunció Melo Cruz, fue detenido Diego “N” por personal de la Fiscalía de la CDMX, siendo el primer caso de un detenido por delitos contra la intimidad.

No sólo se busca un cambio normativo, indicó Melo Cruz, sino cambiar la narrativa patriarcal donde las mujeres y sus cuerpos son cosificados y vistos como una mercancía para beneplácito de los hombres; “debemos reflexionar sobre cómo revertir esta situación porque estamos a un paso de que la inteligencia artificial domine los entornos sociales, y queremos que nos escuchen los Congresos, pero también los dueños del internet, de las aplicaciones y de las plataformas digitales”,

Olimpia Cora concluyó que aún hay mucho por hacer y que la ley Olimpia es un movimiento social, político y de reformas, pero sobre todo es un movimiento que busca cambiar conciencias.

Al término de la Conferencia Magistral de Olimpia Coral, clausuraron el Taller Nacional Ley Olimpia. El movimiento y sus reformas a tres años de su aprobación,

la doctora Sonia Venegas Álvarez, Secretaria General de la Facultad de Derecho de la UNAM, quien afirmó que la Ley Olimpia significó un avance para disminuir la violencia digital en contra de las mujeres; en tanto que la Secretaria de la Comisión de Protección de Datos Personales del Sistema Nacional de Transparencia (SNT), la Comisionada Sharon Morales Martínez, reconoció el trabajo, la convicción y la lucha emprendida por Olimpia Coral y se pronunció porque se sancione a quienes en los entornos digitales atentan contra la intimidad y la privacidad de mujeres y niñas.