El Consejo Coordinador Empresarial y los organismos que lo conforman condenan de la manera más enérgica el asesinato de Julio César Galindo Pérez, Presidente del Centro Empresarial Coparmex de San Luis Potosí, y exigen a las autoridades el esclarecimiento de los hechos con rapidez, certeza y estricto apego a la ley.
La muerte de Julio César es una muestra dolorosa de la violencia que aún impera en nuestras comunidades y es realidad cotidiana de millones de mexicanos. Acompañamos a su familia, amigos y a la comunidad empresarial de San Luis Potosí y de toda la Coparmex en su dolor y su exigencia de justicia.
La paz y seguridad en nuestro país son el mayor de nuestros retos, y debemos afrontarlo de forma integral y urgente. No hay espacio para la violencia y la impunidad en el México que todos deseamos.