Con el apoyo del Gobierno del Estado de Durango, personal de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) realizó una visita de inspección a instalaciones de la empresa Exportaciones de Minerales de Topia, que este 1º de mayo registró un derrame en una presa de jales en la localidad de San José de Los Manzanos, en el municipio de Canelas, Durango.

En la visita se constató que dicha planta se abastece mediante un manantial, el cual se encuentra en operación y ocupa aguas nacionales en el proceso de molienda de minerales y consumo en uso doméstico de los trabajadores, cuya captación y extracción se realiza por gravedad.

La Conagua hizo saber a la empresa que deberá presentar de inmediato un programa de acciones para realizar las medidas de urgente aplicación, que consisten en la rehabilitación de la parte colapsada de la presa que garantice la operación segura del depósito de jales, así como recolectar los jales depositados en ambas márgenes y realizar su caracterización para determinar su clasificación en materia de residuos peligrosos.

La empresa informó que, una vez que notificó a la Conagua y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), inició la realización de medidas de remediación y control para la restauración del bordo que se rompió en la presa de jales. Para ello, informó, está realizando la recolección de jales en las partes afectadas y construyó dos bordos sobre el arroyo San Bernabé, sin que para ello se ocupen cauces, vasos u otros bienes de propiedad nacional.

Por otro lado, en coordinación con las autoridades del municipio de Badiraguato, en Sinaloa, se procedió a alertar a las comunidades que toman agua de pozos ubicados en las márgenes del río Humaya, aguas arriba de la presa López Mateos, y se ordenó la vigilancia permanente y monitoreo del escurrimiento que llega al vaso de la presa.

Artículo anteriorGobierno de Ecatepec sanitiza hospital de Las Américas y avenidas colindantes
Artículo siguienteSalud reporta 24,905 casos confirmados y 2,271 defunciones por #COVID19 en México