Principal Cultura Once Upon a Time… el Hollywood vintage al estilo Tarantino

Once Upon a Time… el Hollywood vintage al estilo Tarantino

60
Compartir

El color de Los Ángeles bajo el sol del atardecer, las filas de palmeras gigantes movidas por el viento… Once Upon a Time… in Hollywood, la última obra de Quentin Tarantino, navega sobre los códigos estéticos de un glamour firmemente vinculado con la imagen de la ciudad de Los Ángeles. Con este pastiche hollywoodiense ambientado en 1969, el cineasta estadounidense rinde homenaje a la ciudad de su infancia. En él, Leonardo DiCaprio y Brad Pitt interpretan a Rick y Cliff, inspirados en la vida de Burt Reynolds.

Las alturas de Hollywood en el apogeo del movimiento hippy: Quentin Tarantino tenía seis años en 1969 y la ciudad de Los Ángeles que conoció ya no existe. Lejos de la nostalgia, es la viva imagen de una época pasada la que el cineasta ha querido mostrar, la de finales de los años 60, cuando la psicodelia era omnipresente en Hollywood. Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), antigua estrella de una serie de televisión del género western, y Cliff Booth (Brad Pitt), su doble para tomas de riesgo de siempre, existieron realmente. Tarantino se inspiró en la famosa amistad que unió a la estrella de Deliverance (Deliverance – Defensa, 1972) y Boogie Nights (1997) con su doble, Hal Needham.

Once Upon a Time… in Hollywood significa el regreso esperadísimo de Quentin Tarantino, cuya elocuencia como dialoguista fue descubierta en Cannes en 1992 con Reservoir Dogs. Seguirían Pulp Fiction, Palme d’or en 1994, Kill Bill 2 en 2004 Fuera de Competición, Death Proof e Inglourious Basterds (Malditos bastardos) en Competición en 2007 y 2009. Muy sesentera, la banda sonora de la película marca el ritmo.

Por lo demás, a través de una carta aparecida en su cuenta de Twitter, Quentin Tarantino ha hecho la declaración siguiente: «El cine me encanta. Y a vosotros también. Es un viaje durante el que se descubre una historia por primera vez. Estar aquí en Cannes para compartir Once upon a time… in Hollywood con el público del festival es muy emocionante. Los actores y el equipo han trabajado muy duro para crear una obra original. Solo pido que nadie revele ningún detalle de la trama que impida a los futuros espectadores vivir la misma experiencia al ver la película«.