Hasta ahora, Sally ha causado múltiples daños materiales y un fallecido. Pese a disminuir su intensidad, el meteoro continúa su curso hacia zonas del sudeste de los Estados Unidos.

La tormenta Sally tocó tierra ayer en la costa del Golfo de Estados Unidos como huracán de categoría dos y se espera que provoque “inundaciones catastróficas”, señaló este jueves la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

La OMM informó que el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos ya había advertido el pasado lunes de cinco ciclones tropicales en la cuenca del Atlántico, una situación que solo cuenta con un precedente en septiembre de 1971.

Hasta la fecha, Sally ha causado múltiples daños materiales y un fallecido. Pese a disminuir su intensidad, el meteoro continúa su curso hacia zonas del sudeste de los Estados Unidos.

El huracán Sally se intensificó rápidamente sobre el centro-norte del Golfo de México y este miércoles tocó tierra en la costa de los Estados Unidos con una fuerza de categoría dos en la escala Saffir Simpson, que clasifica a los ciclones tropicales de acuerdo con la intensidad del viento.

El Centro Nacional de Huracanes advirtió de «inundaciones catastróficas y potencialmente mortales» debido al lento avance de la tormenta que se extendió en áreas de la parte más noroccidental (el conocido popularmente como mango de sartén) del estado de Florida y en el sur de Alabama, para desplazarse posteriormente tierra adentro hacia partes del sudeste de Estados Unidos.

Según los datos recopilados por el Servicio Meteorológico Nacional estadounidense, Sally ya ha producido acumulaciones de agua de más de 45 centímetros, provocandoinundaciones repentinas devastadoras. Se prevé que las lluvias de hasta treinta centímetros que afectaron la Costa del Golfo de México se extiendan hacia el noreste pudiendo causar el mismo efecto destructor.

Además, cientos de miles de personas se quedaron sin electricidad y se reportó una muerte hasta el momento.

Las desoladoras imágenes de la ciudad de Pensacola, cerca de la frontera entre los estados de Florida y Alabama, muestran árboles caídos, escombros, botes y calles inundadas. Una estación de medición del nivel del agua registró una inundación de 1,6 metros sobre el nivel del mar.

Los pronósticos indican que Sally, que se ha debilitado a depresión tropical, atravesará el sudeste de Alabama, el centro de Georgia y se desplazará sobre Carolina del Sur.

Según informaciones de prensa, Sally es el cuarto huracán que toca tierra en Estados Unidos este año después de Hanna, Isaías y Laura.

La temporada de huracanes agota sus nombres

Por otro lado, la OMM también destacó que la temporada de huracanes en el océano Atlántico es tan intensa que está a punto de agotar la lista habitual de nombres de tormentas. De producirse esta situación, se usará el alfabeto griego para nombrar a los temporales por segunda vez en la historia.

La actual temporada de huracanes, que dura hasta el 30 de noviembre, ha registrado un elevado número de tormentas asociadas a un nombre y ya alcanzó a la letra V, para la tormenta tropical Vicky.

La OMM indicó que un ciclón tropical puede retirarse de la lista a petición de cualquier Estado miembro si adquiere especial notoriedad debido a las víctimas humanas y los daños sufridos.