En Ixtlahuaca, Estado de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, convocó a los habitantes a no participar en el robo de combustible. Al indicar que ha recibido reportes de que el municipio es uno de los que presentan incidencia de ese delito, aseguró que con alternativas de trabajo y bienestar, las personas de comunidades aledañas a los ductos de Pemex evitarán tales prácticas.

“Todo aquel que por necesidad se dedicaba a esa actividad, tiene garantizado, les garantizamos el derecho al trabajo, el derecho a un ingreso suficiente para vivir, para que no tengan necesidad de dedicarse a esas actividades ilícitas y peligrosas. No va a haber necesidad de seguir en esa actividad”, expresó.

Acompañado del gobernador Alfredo Del Mazo, el jefe del Ejecutivo presentó los Programas Integrales para el Bienestar en beneficio de niñas, niños, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad y productores.

Entregó las primeras tarjetas bancarias en donde se depositarán recursos de los programas, sin intermediarios; a finales de febrero todos los beneficiarios del Ixtlahuaca tendrán los apoyos.

El presidente anunció que se darán pensiones a las personas con discapacidad y adultos mayores; mientras que los estudiantes de niveles básico, medio superior y superior, tendrán becas.

Los jóvenes tendrán empleo con el programa Jóvenes Construyendo el Futuro y dueños de pequeños negocios, así como productores del campo recibirán Tandas para el Bienestar y créditos a la palabra.

El presidente refrendó su promesa de acabar con la corrupción en el manejo del presupuesto y dijo que éste se distribuirá con justicia; millones de mexicanos nos apoyan en este propósito.

“Esa es la encomienda que tengo y hay millones de mexicanos apoyándonos en este propósito. No estoy solo (…) Estamos construyendo un gobierno del pueblo, para el pueblo y con el pueblo”, expresó.