La Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) expresa su mayor alerta ante la delicada situación de las 27 personas que se mantienen en huelga de hambre contra las prácticas represivas de la dictadura cubana, y hace responsable a la dictadura de haber llevado a este extremo la represión contra la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y contra sus integrantes.

La Secretaría General expresa su solidaridad con UNPACU y sus integrantes, por tratarse de personas que luchan por libertades básicas enfrentándose a un régimen dictatorial. Es hora de que la dictadura cubana acceda a las reivindicaciones de los huelguistas, que no hacen más que reclamar derechos y libertades básicos para la condición humana, reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en los instrumentos jurídicos del Sistema Interamericano.

La dictadura cubana es una carga enorme para su pueblo y debió haberse extinguido como se extinguieron las demás dictaduras sesentistas y setentistas en el hemisferio.

La tragedia del pueblo cubano es la de sufrir una dictadura por décadas, dictadura que es responsable de todos los crímenes de lesa humanidad propios del terrorismo de Estado de las demás dictaduras hemisféricas: desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, presos políticos, persecución política, tortura.

Los dictadores cubanos son responsables de la tragedia de su pueblo y del sufrimiento de los huelguistas de UNPACU y los demócratas de todo el mundo debemos tenerlo siempre presente.

Artículo anteriorPara esta noche, se pronostican lluvias fuertes en Oaxaca, el sureste de Puebla y la sierra central de Veracruz
Artículo siguienteEstados Unidos anuncia contribución de $2 millones a la CICIES para lucha contra la corrupción