El gobierno de Andrés Manuel López Obrador debe descartar del Paquete Presupuestal 2021, sus proyectos faraónicos y canalizar los pocos recursos con los que contemos, a objetivos rentables que permitan la pronta recuperación del país luego del escenario desastroso que el secretario de Hacienda reportó este fin de semana, al informar que se terminaron fondos de Estabilización; la deuda del país crecerá, el peso sufrirá una depreciación y México no contará con los mismos recursos presupuestales de este 2020 porque no logró recaudar los impuestos esperados.

Antonio Ortega Martínez, integrante de la bancada del Partido de la Revolución Democrática y Secretario de la Comisión de Hacienda, así como miembro en la de Presupuesto de la Cámara de Diputados, afirmó que habrá especial atención al contenido del Paquete Económico 2021 que entregará el Gobierno Federal el próximo martes 8 de septiembre y esto implicará hacer esfuerzos importantes para minimizar los impactos de un presupuesto de egresos inferior a los 6.1 billones de pesos manejados en este año.

Indicó que el desafío para las finanzas públicas será orientar el gasto a las mayores prioridades sabiendo que se contará con muy pocos recursos, pues explicó que se captaron menos ingresos por impuestos (IVA e ISR), debido al cierre de unas 10 mil empresas que no soportaron la parálisis derivada del COVID-19; más el derrumbe de los ingresos petroleros que equivale a casi la mitad de lo que nuestro país obtenía. Es decir, estamos ante el peor desplome de ventas desde 1991, en el gobierno de Carlos Salinas de Gortari.

Ortega Martínez aseveró que la presión en el gasto en salud y pacientes de otros campos de atención médica será mayúscula; lo mismo el apoyo a empresas y a la planta productiva en situación crítica, por lo que recalcó que las medidas de política económica deberán enfocarse a promover el gasto.

Ortega Martínez concretó que la Cámara de Diputados deberá actuar con responsabilidad y sustraer del presupuesto, aquellos programas y planes no prioritarios y que ni generarán empleos, ni ingresos para ayuda de todo el país, lo cual involucra al Tren Maya; Dos Bocas; Santa Lucía y proyectos clientelares que benefician solo al partido del presidente López Obrador, no al crecimiento de toda la nación.

Finalmente, el legislador perredista hizo un llamado a sus pares de Morena y aliados para que no cometan el mismo error del año pasado, en el sentido de imponer un paquete económico inviable y perjudicial porque la población no se los va a permitir. Los convocó –en cambio- a realizar un análisis serio y de consenso a fin de evitar los problemas sociales y de inseguridad que ya se están dejando sentir y que en nada ayudarán al régimen del Presidente López Obrador.