SANTIAGO DE QUERÉTARO, Qro.- Al encabezar la inauguración del Hospital General de Querétaro, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la nueva unidad médica atenderá a las personas que no cuentan con seguridad social.

“Con este, en dos años hemos terminado 120 centros de salud y hospitales que estaban en proceso; no todos como este, este es de los mejores que se han terminado.”

El primer mandatario agregó que se debe retomar el camino del desarrollo y del bienestar, siguiendo el ejemplo de los buenos gobernantes que ha tenido nuestro país:

“Este hospital, como el que se creó en 1963, va a atender a la gente más humilde, la gente más pobre, a la que gente que no tiene seguridad social, que no tiene ni siquiera la posibilidad de estar inscrita en el Issste, en el Seguro Social, y mucho menos la posibilidad de ir a hospitales privados.”

Subrayó que todo lo que se haga por la salud pública debe unirnos, independientemente de las posturas políticas. Por ello, aceptó la invitación del gobernador Francisco Domínguez Servién, ya que además se trata de una acción conjunta de gobierno en la que ambos órdenes aportaron en partes iguales.

El presidente recordó que el gobierno federal hoy ofrece 20 mil espacios para médicas y médicos que desean estudiar una especialidad, es decir, más del doble, ya que es necesario cubrir el déficit que resultó evidente en esta etapa de pandemia.

Acompañaron al presidente López Obrador: el gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez Servién; el coordinador nacional de Infraestructura del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Carlos Sánchez Meneses; el director general del Hospital General de Querétaro, Miguel Ángel Villatoro Padilla; y el presidente municipal de Querétaro, Luis Bernardo Nava Guerrero.

Nuevo Hospital General de Querétaro

Esta obra sustituye al antiguo hospital genera que dio servicio por 57 años. Mide 30 mil 200 m2 en un predio de 40 mil m2 y dará servicio a dos millones 91 mil 823 habitantes de la entidad.

  • 11 salas de cirugía 32 consultorios.
  • 120 camas censables y 16 de terapia intensiva.
  • Farmacia, laboratorio.
  • Imagenología, Endoscopía, Quimioterapia, Cuidados Intensivos, Hemodiálisis, Inhaloterapia, entre otras.
  • Centro Estatal de Transfusión Sanguínea.

Para la construcción, gobiernos federal y estatal aportaron 967 millones 656 mil 150 pesos. El equipamiento estuvo a cargo de Insabi con inversión federal de 661 millones de pesos.

El avance físico y financiero de la obra es de 100 por ciento con inversión de mil 628 millones 656 mil 150 pesos.