No traigo para el camión: alumnos de Tamayo, Rivera y Mérida revela parte de la historia en la Academia de San Carlos

El Museo Mural Diego Rivera, del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) albergará la muestra No traigo para el camión: alumnos de Tamayo, Rivera y Mérida. Escuela Central de Artes Plásticas, 1928-1932, curada por Raúl Cano Monroy y conformada por pinturas, la mayor parte exhibida por primera vez, así como por material documental. Estará abierta al público del 12 de marzo al 7 de junio.La exposición integra obras de estudiantes de la Escuela Central de Artes Plásticas durante el periodo 1928 a 1932, que estuvieron bajo la tutela de Rufino Tamayo, Carlos Mérida y Diego Rivera, quien dirigió la institución educativa hasta mediados de 1930. De esta manera, revela la influencia de los grandes maestros en sus alumnas y alumnos, así como la participación de la entonces nueva generación en la escena del arte mexicano.
No traigo para el camión aborda un episodio fundamental, pero poco conocido, de la historia nacional de la primera mitad del siglo XX: la enseñanza de las artes desde la perspectiva de las y los estudiantes, y la forma en la que sus profesores funcionaron como referente, pero también como la sombra que habría de dejar en el ostracismo a muchos de ellos. Recorre también la vertiginosa historia de la Academia de San Carlos, renombrada por Diego Rivera como Escuela Central de Artes Plásticas y su agitada vida estudiantil.
A lo largo de la muestra se hacen evidentes los cambios estilísticos que formaron parte de la enseñanza de aquella época, la cual habría de perfilar el estilo de las y los estudiantes, así como las similitudes y los contrastes con otros métodos, como los de las Escuelas de Pintura al Aire Libre.
El cuerpo principal de la exhibición está conformado por obras de una misma colección particular que se ha dado a la tarea de rescatar y reunir el trabajo de estos artistas cuyos nombres aparecen, casi siempre, acompañados por los de sus grandes maestros, pero pocas veces como protagonistas de la escena cultural del siglo XX. Entre ellos Rosendo Soto, Ángel Bracho, Jesús Cisneros, Ramón Castañeda, Pedro Rendón, Alfonso Alarcón y Rafael Balderrama. Una mención especial merece el caso de María Izquierdo, sin duda la más destacada de la generación, aunque abandonó la escuela en 1930.
Además, la exposición integra obras provenientes de las colecciones de los museos de Arte Moderno y Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo (también del INBAL), así como de la Galería de Arte Mexicano.
El título de la muestra está tomado de una nota que aparece al reverso de una pintura realizada por Balderrama, en la que el autor encarga al conserje de la escuela que entregue el cuadro para la exposición, pues no puede pagarse el camión.
En el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, el Museo Mural Diego Rivera iniciará un nuevo programa de exposiciones de archivo en una sala aledaña al mural, dedicada al trabajo de mujeres destacadas de la cultura mexicana. La primera muestra de este Archivo expuesto será en torno a la figura de María Izquierdo y funcionará, además, como complemento para comprender su obra más allá de su paso por la Escuela Central de Artes Plásticas.
El Museo Mural Diego Rivera abre de martes a domingo de las 10:00 a las 18:00 horas. Para más información, llamar al teléfono 1555 1900, extensión 5417; consultar el sitio web del recinto
(www.museomuraldiegorivera.bellasartes.gob.mx), o solicitar vía correo electrónico mmdr.difusion@inba.gob.mx o en sus redes sociales: museomural.diegorivera en Facebook, @MuseoMural en Twitter y @museomuraldiegorivera en Instagram.