No descarta PRD que Suprema Corte avale cambios en Baja California y respalde ampliación de gobierno de Bonilla: Antonio Ortega

Deporte

El Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, no descarta que la Suprema Corte de Justicia de la Nación avale la reforma que el congreso de Baja California aprobó el pasado 8 de julio y que extiende a 5 años, la administración del gobernador electo, Jaime Bonilla Valdez, pese a las irregularidades que se han advertido sobre ese proceso.

Antonio Ortega Martínez, integrante del Comité de Decanos de la Cámara de Diputados, expuso que para declarar la invalidez de dicha reforma, se requieren estrictamente, ocho votos en contra y la Suprema Corte está integrada por once ministras y ministros; pero bastarán cuatro (aliados al presidente Andrés Manuel López Obrador) que declaren la legalidad para no completar los que se precisan.

Ante esta posibilidad, el legislador federal demandó a la Suprema Corte de Justicia, no completar el ciclo aberrante de un ensayo que podría estarse fraguando para una reelección en el 2024, a pesar del documento firmado por el presidente López Obrador.

Ortega Martínez explicó que el solo hecho de que –pese a las críticas y las iniciativas emprendidas para declarar la inconstitucionalidad de la reforma de Baja California- las y los legisladores locales sesionaran para dar trámite a la validez de la misma y cumplir con el aval de los cinco ayuntamientos que era lo único que faltaba para solicitar su publicación en el Periódico Oficial del Estado, habla de que, “detrás de estos pasos continuados hay la certeza –quizás- de que la Suprema Corte vaya a declarar constitucional la modificación”.

Añadió que esta semana será relevante para conocer el siguiente paso de quienes promovieron –en los altos niveles del gobierno mexicano- esta iniciativa pues el jueves entra en funciones la nueva Legislatura de Baja California, cuyos nuevos diputados serán los facultados para ordenar al gobierno del estado (que encabeza Francisco Vega) publicar la controversial reforma; ya que se sabe que actual Congreso no ha hecho lo propio.

“Creo que no habría que despreciar o minimizar lo hecho por el Congreso a pesar de la avalancha de críticas, de reacciones, sugerencias y exhortos de todos los actores políticos, y hablo de la Secretaria de Gobernación (ex ministra de la Suprema Corte); de los coordinadores parlamentarios de prácticamente todos los partidos –incluidos los de Morena, Ricardo Monreal y Mario Delgado- de prestigiados despachos y abogados que han tutelado la interpretación de la Constitución en muchos casos”.

“Es decir: Hay prácticamente, unanimidad de que esa Reforma es inconstitucional y, de manera rara, extraña, no hay un ápice para lograr la reflexión, sensatez para concluir en que la Suprema Corte de Justicia de la Nación declare la inconstitucionalidad de la ley y empieza a parecer sospechoso que no es una inútil terquedad, que no es un acto de ignorancia política, que no es un acto de desacato ante el reclamo ciudadano, sino que –por el contrario- hay muestra de continuar por un camino que quizás, nos habla de que tienen un objetivo en qué confiar: Que la Suprema Corte, a pesar de todo, declare la validez de la aberración de la reforma constitucional en Baja California”, enfatizó.