Principal Nacional «No dejar a nadie atrás y no dejar a nadie fuera», plantea...

«No dejar a nadie atrás y no dejar a nadie fuera», plantea Alejandro Encinas como eje de las acciones en Cumbre de Nairobi sobre la CIPD25

70
Compartir

Durante su participación en la Cumbre de Nairobi sobre el 25° Aniversario de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (CIPD25), el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez, delineó algunos de los compromisos más importantes derivados de una primera reunión, realizada este año en Puebla, organizada por el Fondo de Población de las Naciones Unidas. 

El subsecretario Alejandro Encinas sostuvo que este trabajo no habría sido posible sin el apoyo del Fondo de Población de las Naciones Unidas, así como de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

En ese sentido, instó a ambas organizaciones a «seguir promoviendo la cooperación Sur-Sur y triangular e impulsar la asistencia técnica y mecanismos de financiación y de seguimiento con instancias públicas y privadas, que permitan alcanzar la meta que el Gobierno de México propone como el eje de todas las acciones: no dejar a nadie atrás y no dejar a nadie fuera”.

Se trató de la Reunión Regional Preparatoria de América Latina y El Caribe para la Cumbre de Nairobi, en la cual diversos actores propusieron una serie compromisos que reivindican la implementación del Consenso de Montevideo y el Programa de Acción del Cairo, además de otros acuerdos centrados en los derechos humanos como la Plataforma de Acción de Beijing, estos planteamientos son:

  • Enfrentar la desigualdad  y fortalecer el Estado de Derecho y la democracia.
  • Consolidar los sistemas de información que incorporen las variables necesarias para dar seguimiento al cumplimiento de los múltiples acuerdos que hoy constituyen la agenda de El Cairo.
  • Impulsar la reconfiguración de la división sexual del trabajo e incrementar el compromiso de la creación e implementación por los Estados, de sistemas de cuidado, apoyo y protección social.
  • Asegurar la efectiva implementación de los programas de educación integral en sexualidad.
  • Respetar y garantizar la autodeterminación sexual y reproductiva basadas en la información veraz y oportuna, la libre voluntad y la propia conciencia.
  • Defender la diversidad y pluralidad de nuestras sociedades y la laicidad de los Estados.
  • Eliminar todas las formas de violencia de género, con énfasis en la atención a la violencia la ejercida contra las mujeres en toda su diversidad y durante todo su ciclo de vida.
  • Asegurar el acceso a servicios de interrupción del embarazo oportuno, seguro y de calidad, en el caso que sea legal o esté despenalizado, así como impulsar la modificación de los códigos penales a fin de eliminar la figura de aborto punible.